Archivo

Delirio en Capitol Hill

Actualizado el 15 de julio de 2012 a las 12:00 am

Julia Louis-Dreyfus entrega su máximo potencial como actriz de comedia en Veep, nueva serie de HBO que satiriza las actitudes y el comportamiento errático de la clase política estadounidense.

Archivo

Delirio en Capitol Hill

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Para la exsenadora Selina Meyer, el llamado a ocupar un puesto en la vicepresidencia de los Estados Unidos podía verse como una inmejorable oportunidad de culminar su brillante carrera política de dos décadas en el mundillo político de Washington. ¿O no?

Cuánto poder verdadero podrá ejercer en su puesto será algo que podrá confirmar cuando intente dejar huella y marcar con su nombre un legado que perdure en el tiempo, sin ser engullida por el día a día de los juegos políticos a los que se verá sometida.

La actriz que encarna a Selina es Julia Louis-Dreyfus y la serie se llama Veep, una sátira política que HBO estrena, con toda pompa, el próximo lunes 23.

Como Selina podrá constatar, servir como vicepresidenta de los EE.UU. está muy lejos de lo imaginado y está mucho más cercano a todo lo que le habían advertido. “¿Me llamó el presidente?”, pregunta en forma recurrente a su asistente y la respuesta es invariablemente “no”.

El chiste refleja la base del humor del show: no se trata de ideología política, se trata del comportamiento y del poder o la falta de este. A los personajes no se les identifica con los demócratas o republicanos, y Selina no es una representación ni de Hillary Clinton ni de Sarah Palin, aunque el público quizás no pueda evitar la tentación de encontrar referentes en el mundo real.

Vemos sí con claridad la figura cuasi decorativa que puede ser una vicepresidenta atada de manos para impulsar su agenda verde y con un ámbito de acción reducido a apariciones corrongas, en donde las posiciones políticas comprometedoras deben evitarse a toda costa.

De eso se encarga el petulante oficial de enlace de la Casa Blanca Jonah (Tim Simons) y Gari, la mano derecha de Selina (Tony Hale). ¿Un discurso con menciones que puedan irritar a los industriales del petróleo? Nada que un buen lápiz y borrador no puedan arreglar.

Poder inútilVeep satiriza principalmente los procesos políticos y aborda con humor el por qué existe tanta frustración e insatisfacción sobre el tema. “Hay tanto poder y tanta gente y tanto talento, y aún así, se hace tan poco. Gente que parece saber lo que hace, que tiene todo este poder e influencia, y te das cuenta que no saben que hacer con él. Eso es algo realmente impactante”, comenta el creador, Armando Iannucci en una entrevista publicada por el sitio oficial de la serie.

El círculo interno de Meyer lo complementan su jefe de gabinete Amy (Anna Chlumsky), el vocero de prensa Mike McClintock (Matt Walsh), Dan Egan (Reid Scott) un asesor político ambicioso y su secretaria Sue (Sufe Bradshaw).

Fiel al estilo de la homóloga versión inglesa, Veep tiene como características principales el ritmo oportuno y casi frenético de los diálogos, el uso constante de un lenguaje soez (no apto para oídos sensibles) y un estilo de trabajo actoral que da margen a la improvisación.

Las palabras y ofensas pasadas de tono son, según Louis-Dreyfus, una forma de resaltar la existencia de un mundo político que está frente a las cortinas, mientras otro se oculta sigiloso tras de ellas.

El movimiento de la cámara es otra particularidad. El estilo cinéma-vérité (cine real) se utiliza precisamente para causar una impresión de documental de realidad en donde el espectador se siente observador casual de algo verdadero.

Veep parece estar siendo filmada justo allí, donde lo real ocurre. Como si Iannucci y sus guionistas estuvieran simplemente mostrando en un espejo la ineptitud y las componendas aplasta-almas a su alrededor”, describe Tim Goodman, crítico de televisión de The Hollywood Reporter.

En esto la serie pretende ser auténtica “sin ser específicamente biográfica sobre lo que significa tomar el puesto menos efectivo en la oficina más poderosa del mundo”, especifica el sitio oficial.

Encuentro explosivo

A la actriz de 51 años, ganadora de dos premios Emmy por sus actuaciones en las predecesoras Seinfeld y The New Adventures of Old Christine, la sedujo la idea de mostrar a la mujer detrás de la máscara política.

Para Julia, este tipo de situaciones son “una mina de oro para la comedia”, precisamente por tratarse de un campo minado. “Me encanta la idea de interpretar a alguien en una aparente posición de poder, que también está indefensa”.

“Necesitábamos a alguien que fuera no solo una excelente actriz de comedia, pero que tuviera fuerza y carisma propios”, dice Iannucci sobre la elección de Julia para el papel de Selina. Él fue un gran fan de la actriz desde Seinfeld, y ella traía a su favor la experiencia y formación en improvisación de la afamada compañía Second City, en Chicago.

A Louis-Dreyfusy le sorprendió el enorme trabajo de preparación que con llevó la realización de Veep, con ensayos que se extendieron durante seis semanas antes de filmar la primera escena, algo pocas veces visto en la industria.

Para Tim Goodman, Louis-Dreyfus ha encontrado en Veep quizás su mejor papel después de Seinfeld, oportunidad que aprovecha con total fervor. “No puede uno evitar aplaudir lo que es un claro esfuerzo merecedor de un Emmy. Su trabajo por sí solo hace de Veep una joya, pero aún hay más que apreciar”, comenta el crítico de televisión.

La improvisación a partir del libreto fue una exigencia de la producción y por eso el proceso de selección fue lento. Los actores debieron mostrar su autenticidad, flexibilidad y habilidad para escuchar y después improvisar una escena.

“Necesitábamos asegurarnos de que ellos se sintieran cómodos con el método de ensamble y que no se sintieran nerviosos o restringidos”, explica Armando Iannucci sobre el proceso de casting.

La primera temporada de Veep, de ocho episodios, ya se estrenó en los EE.UU. y dada la buena recepción del público y de la crítica HBO le dio luz verde a la producción de una segunda entrega que constará de 10 capítulos más.

  • Comparta este artículo
Archivo

Delirio en Capitol Hill

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota