Archivo

EDITORIAL

Defensa del Sistema Interamericano

Actualizado el 01 de junio de 2012 a las 12:00 am

La arremetida de los países del Alba contra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión no cesa

A Costa Rica se le presenta, en la asamblea de la OEA en Cochabamba, una nueva oportunidad de ondear, orgullosa, las banderas de sus mejores tradiciones

Archivo

Defensa del Sistema Interamericano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La arremetida de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) contra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, no cesa. Encabezada por Venezuela, Ecuador y Nicaragua, la ofensiva tiene el claro propósito de debilitar el Sistema Interamericano, como represalia por su vertical defensa de los derechos vulnerados por los gobernantes de esas naciones.

Costa Rica, fiel a sus tradiciones democráticas, se ha constituido en baluarte para la defensa de las instituciones interamericanas y está llamada a desempeñar ese papel, una vez más, en la Asamblea General de la OEA a celebrarse entre el 3 y el 5 de junio en Cochabamba, Bolivia. Nuestra Cancillería, liderada por el ministro de Relaciones Exteriores Enrique Castillo, ya supo oponerse a las pretensiones del Alba en una reunión efectuada el 25 de enero pasado.

Es una posición de principios, cuyos méritos se magnifican en vista de los casos perdidos por el Estado costarricense en la Corte Interamericana y las demandas todavía pendientes. Creemos en el derecho y sabemos que no siempre nos dará la razón. Aceptamos los fallos adversos y cumplimos sus dictados. Es un comportamiento ejemplar, del cual todos tenemos derecho a sentirnos orgullosos.

En fuerte contraste, los tribunales chavistas echan mano de cualquier argumento para eximir a su Gobierno del respeto a las sentencias de la Corte, y la Asamblea Nacional de Venezuela, dominada por la mayoría oficialista, aprueba propuestas para sustraer al país de la Comisión Interamericana. El presidente Hugo Chávez, promotor de esas iniciativas, se refiere a los informes de los organismos interamericanos como “excremento puro”, y su canciller, Nicolás Maduro, acusa a la Comisión y a la Corte de estar sometidas a “una mafia internacional”.

A instancia de los países del Alba y con la pasividad de otros cuya posición no ha sido clara, como Colombia y Brasil, un grupo de trabajo de la OEA y el Consejo Permanente de la entidad aprobaron un cúmulo de “recomendaciones” conducentes al debilitamiento de los principales instrumentos utilizados por el sistema para tutelar los derechos humanos, en particular las medidas cautelares, los informes especiales y la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión.

PUBLICIDAD

Costa Rica figura en una honrosa lista de defensores del sistema, de la cual también participan Argentina, Chile, Uruguay, Canadá, Estados Unidos y México, entre otros. En la sesión del 25 de enero, esos países enfatizaron la autonomía de la Comisión y su libertad para decidir sobre la adopción de las recomendaciones.

Esa conducta le vale a Costa Rica el agradecimiento de prestigiosas organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos, así como de las víctimas de los atropellos. Más de una docena de esas organizaciones, de todo el continente, hicieron pública su gratitud en las páginas de La Nación tras la distinguida participación de nuestra Cancillería en la reunión del 25 de enero.

Ahora, Ecuador propone un proyecto de resolución para que la Asamblea General de Cochabamba haga suyas las recomendaciones y exija a la Comisión ponerlas en práctica. Costa Rica tendrá ocasión de reafirmar la postura asumida en enero a favor de la autonomía de la Comisión y su derecho a evaluar las recomendaciones para decidir si conducen al “fortalecimiento” del Sistema Interamericano o, por el contrario, lo debilitan.

Los países comprometidos con el respeto a los derechos humanos no deben permitir la imposición a los habitantes de América de los estándares más bajos de protección, por razones obvias preferidos entre los gobernantes del Alba. A Costa Rica se le presenta, en Cochabamba, una nueva oportunidad de ondear, orgullosa, las banderas de sus mejores tradiciones.

  • Comparta este artículo
Archivo

Defensa del Sistema Interamericano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota