Archivo

Cuba festeja 50 años de revolución pese a adversidad económica

Actualizado el 31 de diciembre de 2008 a las 12:00 am

Archivo

Cuba festeja 50 años de revolución pese a adversidad económica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Habana (AFP). Cuba festejará el jueves el 50 aniversario de su revolución, con el líder Fidel Castro retirado del poder, enfrentada siempre a Washington y en una sombría situación económica que llevó al presidente Raúl Castro a moderar ansias de la población por cambios prometidos.

La celebración tendrá como escenario el parque central de Santiago de Cuba, 900 km al sureste de La Habana, donde Fidel Castro proclamó el 1 de enero de 1959 el triunfo de la revolución, tras luchar 25 meses en la Sierra Maestra contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Todos dan por descontado que estará ausente el máximo líder, quien no aparece en público desde que enfermó en julio de 2006, y será su hermano Raúl, quien asumió la presidencia formalmente en febrero pasado, el que encabece el acto, al final de la tarde.

"50 años más", "Todo por la revolución", se lee en pancartas con fotos gigantes del histórico líder comunista, de 82 años, regadas por distintos puntos de la isla.

Banderas gigantes de Cuba, murales y retoques de pintura engalanan la ciudad de Santiago de Cuba, pero en austeridad, pues el país aún trata de recuperarse del golpe de tres huracanes este año, que dejaron pérdidas por 10.000 millones de dólares.

Ante el Parlamento, el pasado sábado, Raúl Castro anunció un ajuste, recorte de gastos, eliminación de subsidios y gratuidades, y anunció que cambios de que habló en 2007 debieron posponerse ante los problemas económicos, aunque aclaró que no quedarán "engavetados".

"Hay que actuar con realismo y ajustar todos los sueños a las verdaderas posibilidades", dijo el gobernante de 77 años. "De lo contrario sencillamente las cuentas no cuadran", añadió.

Cincuenta años después del triunfo de una revolución que marcó el siglo XX, la herencia de Fidel Castro sigue desatando controversias, en la isla y el mundo.

Sus seguidores destacan los logros en educación y salud, con indicadores de primer mundo, cero analfabetismo, esperanza de vida de 78 años y tasa de mortalidad infantil de 5,3 -inferior a la de Estados Unidos-.

Los críticos achacan un mal manejo de la economía, que lleva a profesionales a emplearse en oficios en busca de divisas pues el salario -de unos 20 dólares- no alcanza para nada, así como la falta de libertades civiles y la intolerancia a la oposición.

PUBLICIDAD

"Son 50 años de lucha y sacrificio, lo peor es que la gente ha perdido la fuerza. Mi generación pensó que nuestros hijos no pasarían dificultades y, ya ves, esto no levanta cabeza. Ahora Raúl anunció apretón del cinturón. Cuando no es una cosa, es otra", dijo Rolando González, parqueador de carros de 68 años, en un barrio de La Habana.

Pero Francisco Borjas, de 66 años, ex combatiente de la lucha clandestina urbana que apoyó en Santiago a los rebeldes, dice que "la revolución sabe que falta mucho por hacer", pero, recuerda, "los americanos no nos han dado un minuto de descanso, ahogándonos con el embargo".

La fiesta se cumple a poco de asumir la presidencia de Estados Unidos Barack Obama, quien se declaró dispuesto a dialogar, lo que podría dar un viraje en la tormentosa relación bilateral de medio siglo.

Raúl Castro dijo en una entrevista que conversaría en un "lugar neutral"; en Brasil, donde fue protagonista de una cumbre latinoamericana, reiteró que Cuba respondería a Washington "gesto con gesto", y llegó a proponer un canje de presos políticos por cinco cubanos condenados en Estados Unidos por espionaje.

En víspera del 50 aniversario, un portavoz de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, aseguró que "el mensaje del presidente (George W.) Bush al pueblo de Cuba es que seguimos a su lado". "Queremos verlos un día vivir en libertad", dijo.

Declarada socialista en 1961, la revolución, bajo la que nació el 70% de los 11 millones de cubanos, resistió en 50 años a 10 presidentes estadounidenses, la invasión de Bahía de Cochinos en 1961, la crisis de los misiles en 1962, el embargo y las penurias por la desaparición de la Unión Soviética, su sostén por tres décadas.

Las hazañas son recordadas en la prensa oficial, siempre con imágenes de un "Comandante en Jefe" barbudo y combativo, en su emblemático uniforme verde olivo, que desde que enfermó nunca más volvió a vestir.

  • Comparta este artículo
Archivo

Cuba festeja 50 años de revolución pese a adversidad económica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota