Archivo

Crítica de danza

Crítica de danza: Creciendo en conjunto

Actualizado el 20 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Dinámico El trabajo de los extranjeros gustó mucho

Archivo

Crítica de danza: Creciendo en conjunto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El cuarteto mexicano muestra su domino corporal en la obra Nosotros, de Jaciel Neri.  ArchivoMasculino.
ampliar
El cuarteto mexicano muestra su domino corporal en la obra Nosotros, de Jaciel Neri. ArchivoMasculino.

Como parte del cierre del Encuentro Centroamericano y del Caribe para el estudio de la Danza Contemporánea XXI, organizado por la Escuela de Danza de la Universidad Nacional desde 1992, se programaron dos presentaciones. La primera en la que los bailarines de la Compañía de Cámara Danza UNA bailaron Happiness de Florencia Chaves y algunos estudiantes de la Escuela, debutaron con Escenas de Maruxa Salas, así como los profesores invitados que mostraron una creación colectiva en proceso titulada El pley de la 7 .

Para la última función de Gala se ejecutó la obra Nosotros del coreógrafo mexicano Jaciel Neri. Esta creación fue merecedora del primer premio INBA-UAM de coreografía 2010-2011, en México.

Para este montaje, Jaciel Neri, director de Moving Border, invitó a tres bailarines xalapeños integrantes del grupo Cuatro x Cuatro, y a otro colega de San Luis Potosí. Fue así como Luis Vallejo, Sendic Vázquez, Shanti Vera, y Víctor Villasana, participaron en Nosotros en calidad cocreadores de la puesta en escena, la cual tiene como principal motivación la amistad.

En el aspecto de la plástica escénica, Nosotros resultó austera, pues los bailarines se movían en un escenario limpio de escenografía con tan solo algunos focos al estilo cenital y llevaban trajes de orden cotidiano. Por su parte, el sonido de obra en la primera mitad contó con ruidos emitidos por los danzantes y en una segunda sección, se escuchó una canción de La Sonora Santanera, así como una pieza del compositor Joaquín López Chaz .

En lo que no hubo economía fue en el manejo del movimiento, ya que desde el principio los cuatro intérpretes derrocharon energía al ejecutar una propuesta coreográfica dinámica y llena de contrastes. En los diferentes segmentos de la coreografía, las imágenes contrastaron entre lo lúdico y crítico. Además, en este trabajo están presentes muchos elementos de la cultura popular urbana que tienen resonancia en todo América Latina.

Durante 50 minutos, que duró Nosotros , este cuarteto de jóvenes logró recrear sensaciones de hermandad y de rica complicidad con sus brillantes ejecuciones. Ellos evidenciaron un dominio corporal, sin afectación técnica, y recrearon el lenguaje planteado por Neri con naturalidad contemporánea. De igual forma, el autor logró transmitir a la audiencia –con simpleza–, situaciones de gran complejidad, ya que en su discurso toma prestado de muchas técnicas y estilos compositivos para dibujar situaciones legibles por cualquier espectador.

PUBLICIDAD

Me agradó el cambio que se presentó en la última parte de la obra, ya que permitió observar a los bailarines realizando resoluciones con otras cualidades de movimiento, más ligados y de carácter lírico opuestos a los desarrollados al comienzo.

Una vez finalizado el espectáculo, los presentes les agradecieron a los mexicanos con un generoso aplauso. Esperando que el próximo encuentro supere a este, para que los bailarines de América Latina sigan creciendo al compartir su experiencia.

  • Comparta este artículo
Archivo

Crítica de danza: Creciendo en conjunto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota