Archivo

Costa Rica: oportunidades para el mayor número

Actualizado el 23 de junio de 2012 a las 12:00 am

Recuperar el país de oportunidades que alguna vez tuvimos es una tarea prioritaria

Archivo

Costa Rica: oportunidades para el mayor número

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Si de algo hay que culpar a quienes nos han desgobernado en las últimas dos décadas, es de haber producido la más grande desigualdad y corrupción de la historia reciente de Costa Rica.

Esa desigualdad se expresa en 150.000 jóvenes que no trabajan ni estudian; en más de 7.000 pequeñas y medianas empresas que han colapsado en menos de una década como resultado de la apertura económica y comercial sin adecuadas medidas compensatorias; y en niveles inadmisibles de pobreza que, aun cuando puedan haberse reducido estadísticamente como resultado de las políticas de transferencia financiera, siguen afectando a más de un millón de compatriotas.

Para quienes no tenemos otro país adonde irnos –ni queremos hacerlo–, para las familias como la mía, con hijos e hijas, para quienes deseamos un porvenir de progreso social en un entorno sin violencia y sin miedo; para los jóvenes profesionales, empresarios o trabajadores, que quieren casa propia y posibilidades de empleo con salarios y jornadas de trabajo decentes; para las madres jefas de familia que no piden caridad, sino redes efectivas de cuido y de educación preescolar; para la creciente población adulta mayor, cuyo futuro es el presente y la cual necesita políticas públicas que le aseguren una ancianidad digna y libre de incertidumbre, recuperar el país de oportunidades que alguna vez tuvimos es una tarea prioritaria.

Devolverle vigor a la sociedad de oportunidades y restituirla constituye un desafío histórico monumental ante el cual Costa Rica tendrá que refundarse. Refundarse para convertir al viejo Estado de bienestar, en el que solo interactuaban agentes políticos, en un nuevo Estado gestor, cuya marca distintiva sea la acción ciudadana y la articulación creativa y vigorosa de los movimientos y organizaciones sociales acompañados de los sectores productivos.

Refundarse para devolverles sentido de propósito y orgullo a los servidores públicos, con el fin de que vuelvan a ser apreciados por sus contribuciones al país. Refundarse para ponerle fin a la impunidad que favorece al clientelismo, la corrupción y las prácticas opacas en el manejo de los recursos de la colectividad. Refundarse para impulsar la producción nacional y reconstruir el mercado interno; para mejorar, ampliar y profundizar las políticas universales y solidarias de seguridad social y educación pública; para hacer valer el desarrollo sostenible y, sobre todo, para convertir al más preciado recurso natural de Costa Rica –su gente– en un pueblo próspero y feliz, libre del temor que produce la desigualdad.

PUBLICIDAD

Para devolver a Costa Rica las oportunidades perdidas hay que impedir que los que hoy mandan y gobiernan sigan haciéndolo. Solamente así podremos honrar la “vía costarricense”. Esa es nuestra consigna.

  • Comparta este artículo
Archivo

Costa Rica: oportunidades para el mayor número

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota