Archivo

Cosas grandes y pequeñas que no se arreglan

Actualizado el 01 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Cosas grandes y pequeñas que no se arreglan

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Ha calculado usted el desperdicio de tiempo y gasolina que se da todos los días en San José por las presas de vehículos en cada semáforo? Se iba a establecer un servicio de buses alrededor de los barrios principales, pero alguien recurrió a la Sala Cuarta y el proyecto quedó en veremos.

Si eso hubiera funcionado, posiblemente muchos dejarían el carro en su casa y viajarían en autobús al trabajo. 100 metros para tomar el bus y 200 para llegar a la oficina resultan ciertamente económicos y saludables.

Si se terminara la carretera de circunvalación y se pusieran pasos a desnivel en los cruces para que la circunvalación no tenga altos, un camión que viniera de Alajuela hacia Cartago tardaría diez minutos en pasar de La Uruca a San Pedro.

Otra cosa que debería regularse es la relación de salarios. Si alguien gana diez millones, se está ganando cuarenta salarios mínimos y eso no es justo; debería existir alguna relación entre el salario mínimo y el salario máximo.

Ustedes ¿se han fijado en las facturas que extienden algunas entidades comerciales, totalmente borrosas?

No se entienden, no se sabe qué fue lo que se pagó, y esto puede ocasionar problemas de incertidumbre en las declaraciones de la renta. Debería reglamentarse esto y exigir facturas claras.

Hay otra cosa que está sucediendo y deberían ponérsele más cuidado: Las municipalidades están obligando a convertir las gradas en rampas, para beneficio de los incapacitados, pero no se le pone cuidado a las gradientes excesivas.

Si unas gradas con huellas de 30 cm. y contrahuellas de 15 cm. se convierten en rampa, queda con un 50% de gradiente, y una silla de ruedas en esa rampa, en cualquier descuido, podría ir a parar a media calle.

Ahí por casa, en una rampa de esas, hubo que poner un poste arriba y un mecate abajo para poder subir.

Recomendamos mayor atención a estos problemas grandes y pequeños. Ojalá se pudieran arreglar algunos o, por lo menos, alguno.

  • Comparta este artículo
Archivo

Cosas grandes y pequeñas que no se arreglan

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota