Archivo

Contratistas sin experiencia en obra pública facturaron ¢2.800 millones

Conavi contrató a seis empresas novatas y sin equipo para trocha

Actualizado el 27 de junio de 2012 a las 12:00 am

Al menos dos empresarios viajaron con inspectores de Conavi a EE. UU.

Archivo

Conavi contrató a seis empresas novatas y sin equipo para trocha

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Conavi contrató a seis empresas novatas y sin equipo para trocha - 1
ampliar
Conavi contrató a seis empresas novatas y sin equipo para trocha - 1

El Conavi les contrató trabajos por ¢2.800 millones, en la construcción de la trocha fronteriza, a cinco empresas y a una persona que no poseían maquinaria alguna a su nombre y que nunca habían trabajado para el Estado.

Al menos dos de esos contratistas viajaron de paseo a Florida, Estados Unidos, con dos funcionarios del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) que estaban encargados de otorgar los contratos de alquiler de maquinaria para la trocha 1856, que mide 160 kilómetros. Volaron en mayo del 2011.

Ellos son los empresarios David Castillo Villalobos, presidente del Coloso Santa Cruz CSC, que facturó ¢1.150 millones; y Giovanni Baralis Crosetti, que facturó casi ¢780 millones a su nombre.

Las otras cuatro empresas sin maquinaria y sin experiencia en obra pública son las sociedades 3-101-615239, que cobró ¢374 millones; Excavadoras Hermanos Herra, con ¢251 millones; Constructora Casino, con ¢143 millones; y Constructora San Carlos, con ¢139 millones.

De hecho, Hermanos Herra y Casino fueron fundadas en el 2011, incluso después de que el Conavi iniciara la construcción de la trocha paralela al río San Juan, en diciembre del 2010, a raíz del conflicto con Nicaragua por la invasión de isla Calero.

En tanto, 3-101-615239 fue fundada a finales del 2010; San Carlos en el 2009 y El Coloso, en el 2005.

Estos datos surgen de un análisis de las bases de datos del Registro Nacional, la Contraloría General de la República, liquidaciones de gastos del Conavi y registros de importaciones para el momento en que se inició el proyecto, a finales del 2010.

Consultado por este medio, Baralis sostuvo que él se inscribió como proveedor en el Conavi antes de que empezara la construcción de la trocha y que fue llamado a trabajar en esa obra.

No obstante, sostuvo que entró al negocio del acarreo de materiales hace unos cuatro, cinco o seis años, luego de vender un restaurante.

“Yo tenía mis vagonetas, no como lo quieren hacer ver que yo no tenía vagonetas ni que yo no tenía nada”, aseveró. ¿Cuántas tenía? “Tengo varias. Ahí están inscritas”, respondió.

A nombre de Baralis no hay maquinaria inscrita. En tanto, a nombre de la Inversiones Papaos Giopawal, firma presidida por él y que le facturó otros ¢570 millones al Conavi, tenía dos cabezales cuando se inició la obra.

Baralis dijo que llegó a subcontratar hasta 40 vagonetas para este proyecto, a cuyos dueños les cobraba una intermediación.

Acceso a equipo. La firma 3-101-615239 es presidida por Carlos Luis Rivera Umaña, quien a su vez es presidente de Inversiones Rivera Segura, una firma contratada por el Conavi para supervisar las obras viales que contrata en el Caribe.

Consultado sobre la ausencia de maquinaria en la primera sociedad, el abogado Roy Villalobos dijo: “Se presentó ante el Conavi y, pese a no tener la maquinaria a nombre de ella, tenía acceso a maquinaria con la cual cumplió”. ¿Subcontrató? “Si lo quiere llamar así...”, contestó. Sobre la relación con la firma inspectora del Conavi, alegó que ese es un tema separado.

Ayer no fue posible hablar con los representantes de las firmas El Coloso; San Carlos, Hermanos Herra y Casino.

Adquirieron maquinaria. Las empresas que carecían de maquinaria compraron equipo o lo importaron durante o después de su participación de su labor en la trocha.

Constructora Casino adquirió tres máquinas, mientras que Hermanos Herra, San Carlos y El Coloso, una cada una.

En tanto, si bien Baralis no adquirió, sí hubo una adquisición por parte de la firma Inversiones Papaos y otra de Baralis Aragón.

El Conavi también contrató a empresas que tenían cinco o menos máquinas a su nombre y que carecían de contratos con el Estado.

Entre ellas, están Excavaciones Agrícolas Hermanos Montoya, Inversiones Papaos Giopawal, WSP Constructora, Siglo Nuevo, Cernícalo Avisor, Inversiones Soto Campos y Transporte de Tubérculos El Ruiseñor. Esos datos incluyen máquinas a nombre de las empresas o a nombre de sus socios.

En cambio, otras compañías sí tenían decenas de máquinas y basta experiencia. Tales son los casos de Constructora El Bajo del León y Constructora Hermanos Brenes.

El Bajo del León, por ejemplo, tenía 52 máquinas y, a la fecha, ha facturado más de ¢5.000 millones en contratos previos. Colaboró el ingeniero Rigoberto Carvajal

  • Comparta este artículo
Archivo

Conavi contrató a seis empresas novatas y sin equipo para trocha

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota