Archivo

Compromiso de los colegios profesionales con la sociedad

Actualizado el 28 de junio de 2012 a las 12:00 am

La excelencia, la calidad y la ética de servicio deben ser el norte de los profesionales

Archivo

Compromiso de los colegios profesionales con la sociedad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los colegios profesionales son instituciones imprescindibles que vertebran nuestra sociedad. Su principal objetivo es coordinar la búsqueda de una sociedad cada vez más justa y solidaria. Los conocimientos generados deben ser productivos y de un verdadero cumplimiento de deberes profesionales para con la sociedad.

En diferentes oportunidades las y los costarricenses se cuestionan el aporte que brindan las universidades y los diferentes profesionales universitarios al desarrollo integral de este país. Las respuestas provenientes de diferentes sectores no siempre son las mejores. Entonces no seamos más fabricantes de la miseria, con universidades y profesionales cuestionados por el incumplimiento de sus deberes.

Es necesario señalar que en el tiempo que vivimos, la responsabilidad de las profesiones y de sus profesionales van más allá del ámbito propio de lo asociativo.

En Costa Rica, los colegios profesionales se agrupan desde 1966 en una organización no estatal de derecho público, creada por Ley de la República denominada Federación de Colegios Profesionales Universitarios.

Esta organización ha experimentado periodos de luces y sombras. Sin embargo, tuvo la suerte de ser conducida por profesionales visionarios en determinados periodos, como es el caso del Ing. Miguel Somarribas, el politólogo Wálter Gutiérrez, entre algunos, que plantearon, de forma acertada, el debate de temas de interés nacional. En la actualidad, esta Federación y cada colegio en particular, enfrentan numerosos retos entre los cuales están:

1. Cuestionamientos de los entes empleadores y de las ciudadanas y los ciudadanos por el aseguramiento de la excelencia académica de los colegiados.

2. Exacerbación de universidades privadas sin un diagnóstico país del recurso profesional que se requiere.

3. Falta de fortalecimiento en la defensa de los derechos de la ciudadanía y no solo los intereses particulares o gremiales.

4. La ley que rige el Conesup actualmente no responde a la realidad para la cual fue promulgada, por lo que limita para ejercer una plena regulación de las competencias profesionales, permitiendo así un aumento desmedido de profesionales que no cumplen con los estándares básicos necesarios para satisfacer los requerimientos que este país necesita, poniendo en riesgo a los ciudadanos al recibir servicios profesionales de cuestionada calidad.

5. Ausencia de un proyecto de incorporación a los colegios profesionales mediante exámenes.

PUBLICIDAD

En mayo de 2001 se presentó en la Asamblea Legislativa el Proyecto de Ley Incorporación a los colegios profesionales mediante exámenes , con el fin de que se estableciera un sistema capaz de asegurar la excelencia académica y el establecimiento de estándares de calidad, en el ejercicio profesional de las diversas carreras universitarias.

Sin embargo, este proyecto de ley quedó archivado, por no contar con las prioridades políticas de ese momento.

6. Algunos colegios profesionales tienen la injerencia de organizaciones sindicales, que usurpan el poder en beneficio personal, aspecto sumamente peligroso para la vida sana de una organización profesional.

Por lo tanto, los colegios profesionales y su federación deben exigir, con prontitud, la excelencia académica de sus colegiados, además de ser vigilantes del beneficio que se le otorgue a la sociedad, ya que, de lo contrario, pueden presentarse efectos dramáticos cuando se trata de áreas sensibles de actuación profesional, como es el área de la salud, la educación, ingenierías, el derecho, entre algunas.

El sociólogo Amando de Miguel afirma que los colegios profesionales tienen que definir, con claridad y precisión, el interés público que se pretende proteger en una sociedad, pluralista y no masificada. De lo contrario, el Estado será el interventor de dichas organizaciones.

Esta podrá ser una razón para que los colegios profesionales y la Federación, a más de una década de iniciado el tan esperado siglo XXI, promuevan la modernización de las leyes y sus reglamentos, las que deben mirar hacia lo interno y externo, con una mirada estratégica.

La lógica de los profesionales debe estar fundamentada en los valores de la excelencia profesional, la calidad y la ética de servicio.

Cada colegio, con una historia diferente, en su formación y crecimiento, debe dejar atrás estructuras rígidas, para convertirse en entes competitivos, productivos y promotores del cambio social, construyendo puentes en la búsqueda de soluciones integrales, para los serios problemas que aquejan a la Costa Rica de estos tiempos.

Marlen Calvo Solano Enfermera salubrista, exrepresentante de la Federación Colegios Profesionales Universitarios

  • Comparta este artículo
Archivo

Compromiso de los colegios profesionales con la sociedad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota