Archivo

Comentario

Actualizado el 08 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Comentario

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Berlín. EFE El miembro alemán del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) , Jörg Asmussen, dijo en unas declaraciones al periódico Bild am Sonntag que no ve posibilidad de cumplir el deseo del primer ministro griego, Antonis Samarás, de suavizar las condiciones al país heleno, según adelantó ayer el rotativo dominical.

“No podemos alargar el plazo de vencimiento de los bonos griegos ni reducir los intereses. Ambas opciones serían una forma de condonación de la deuda y consecuentemente una financiación directa del Estado griego, algo que no le está permitido legalmente al BCE”, dijo.

Asimismo, Asmussen señaló que “no se puede dar por supuesto” que Grecia reciba en noviembre un nuevo tramo del paquete de rescate y se salve así de la bancarrota.

“Mi preferencia clara es que Grecia permanezca en el euro, pero la clave para ello la tiene Atenas”, declaró.

Al mismo tiempo, el alto ejecutivo del Banco Central Europeo subrayó que “la condición para el pago a Grecia del siguiente tramo es que cierre el agujero presupuestario para 2013/2014 y lleve a cabo amplias reformas estructurales”.

  • Comparta este artículo
Archivo

Comentario

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota