Archivo

Comentario

Actualizado el 10 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Comentario

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Nueva York. EFE. Wall Street acabó el viernes con una tímida tendencia alcista que le permitió anotarse una subida semanal del 1,65% y afianzarse sobre cotas desconocidas desde finales de 2007, pese a los poco convincentes datos de creación de empleo difundidos en Estados Unidos.

Además de conseguir asentarse sobre un nivel que no veía desde antes del estallido de la crisis más profunda y prolongada desde la Gran Depresión de los años 30, el Dow Jones se anotó su mayor subida semanal desde julio en un mes que históricamente ha sido uno de los peores del año para Wall Street.

En 2011, ese índice cerró setiembre con una contundente caída del 6,24%, durante un verano en el que los inversores se tuvieron que enfrentar a la histórica rebaja de la máxima calificación de la deuda soberana de EE. UU. y al recrudecimiento de la crisis de deuda europea.

Pero en este setiembre, las esperanzas depositadas por los inversores en los bancos centrales de todo el mundo están dando alas a Wall Street, tal y como se pudo ver con la subida del 1,87 % que se anotó el Dow Jones el jueves, después de que el Banco Central Europeo anunciara su programa de compra de deuda.

  • Comparta este artículo
Archivo

Comentario

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota