Archivo

Los mandatarios Acabaron con más de 50 años en los que no hubo reuniones oficiales

Chinchilla y Raúl Castro, muy lejos de la frialdad

Actualizado el 28 de enero de 2013 a las 12:00 am

La cita en Chile se prolongó por unos 40 minutos con ‘ambiente afable’

Hubo espacios para la coordinación por la Celac, el nexo bilateral y anécdotas

Archivo

Chinchilla y Raúl Castro, muy lejos de la frialdad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Durante casi 40 minutos conversaron Chinchilla y Castro ayer por la noche en Chile. Ambos gobiernos tendrán coordinación constante este año por la dirigencia de la Celac que ambos forman junto al anfritrión. | PRESIDENCIA.
ampliar
Durante casi 40 minutos conversaron Chinchilla y Castro ayer por la noche en Chile. Ambos gobiernos tendrán coordinación constante este año por la dirigencia de la Celac que ambos forman junto al anfritrión. | PRESIDENCIA.

Fue una reunión más larga que lo esperable porque Raúl Castro “es buen conversador” y se tomó tiempo para contar algunas anécdotas, narró anoche la presidenta Laura Chinchilla tras su encuentro con su homólogo de Cuba al cierre de una jornada intensa en su gira en Chile.

“Fue una reunión que se condujo con mucha cordialidad y en un ambiente afable”, empezó diciendo la mandataria a La Nación por teléfono tras la primera cita de presidentes de ambos países desde que se instauró el apellido Castro como gobernante de la isla tras el derrocamiento de Fulgencio Batista en 1959.

Ni siquiera hubo una mesa en medio. Estuvieron ambos sentados en el mismo sofá, según se ve en la fotografía que Chinchilla publicó en Twitter apenas salió de su reunión en el centro de convenciones donde se realizó, este fin de semana, una cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Ella estuvo acompañada por el ministro de Relaciones Exteriores, Enrique Castillo, y Castro por su canciller, Bruno Rodríguez.

Los dos mandatarios trazaron una ruta de diálogo para este año, en el que Cuba presidirá la Celac, cargo que ocupará Costa Rica en el 2014.

Ambos acordaron procurar una “coordinación fluida” para que la Celac siga avanzando”, dijo Chinchilla sobre el organismo regional creado en el 2010 por países de casi todo el continente, con la ausencia de los Estados Unidos.

También repasaron el fortalecimiento de las relaciones bilaterales que se ha gestado después de que el gobierno de Óscar Arias decidió descongelar el nexo con la isla en el 2009, roto desde 1961 por el presidente Mario Echandi.

“No se establecen relaciones para fingir que no se tienen. Tratamos de dar contenido a esa relación con elementos de confluencia, como en cultura (sobre todo en cine), sistemas de salud, educación y medio ambiente”, añadió Chinchilla.

Restó importancia a lo que, sobre la relación bilateral, puede tener de no democrático el sistema político cubano.

“Desde que se cayeron la lucha bipolar y la Guerra Fría, el mundo ha evolucionado en la política exterior. Establecer vínculos con una nación en temas con confluencia, no quiere decir que se renuncie a profundas convicciones. China es una caso claro de divergencias”, manifestó Chinchilla, tal como lo explicó su canciller este mes, recién llegado de su primera visita oficial a La Habana.

PUBLICIDAD

Castillo ha dicho que Cuba podría desempeñar también un papel como intermediario en el conflicto abierto que sostienen Costa Rica y Nicaragua desde el 2010 en torno a la isla Calero.

  • Comparta este artículo
Archivo

Chinchilla y Raúl Castro, muy lejos de la frialdad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota