Archivo

China-América Latina: más allá de materias primas y energéticos

Actualizado el 01 de junio de 2013 a las 12:00 am

China ofrece a los latinoamericanos una opción de “ganar-ganar” en infraestructura

Archivo

China-América Latina: más allá de materias primas y energéticos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La cantidad de materias primas, petróleo y gas natural que China requiere para su crecimiento económico, modificó los términos de intercambio y benefició claramente a América Latina. Esa inversión ha sido tan cuantiosa que David de Ferranti, consejero especial del Banco Mundial, decía hace unos años que “tal vez China ayudará finalmente, al despegue de América Latina”. No obstante, como parte de su nueva política de goglobal, China actualmente está realizando inversiones, no solamente en el tema de la extracción de materias primas o petróleo, sino para la realización de obras de infraestructura de transporte.

Inversión en infraestructura. Los chinos expresan: “si quiere acabar con la pobreza, construya una carretera.” La construcción de infraestructura ha sido clave del desarrollo de su país, con resultados sorprendentes. Han construido carreteras de seis carriles que han conectado insignificantes poblados, los cuales, con políticas correctas de atracción de inversiones, en un abrir y cerrar de ojos se han convertido en modernas ciudades.

China actualmente ofrece a los latinoamericanos una opción de “ganar-ganar” para la creación de infraestructura. Los siguientes proyectos favorecen tanto el comercio con China como el desarrollo regional: la construcción de una línea de trenes transcontinental que une el puerto de Santos en el Atlántico brasileño con el puerto chileno de Antofagasta en el Pacífico; la realización de proyectos ferroviarios para el desarrollo de fértiles zonas agrícolas alejadas en Argentina y Brasil; la construcción en Venezuela del tramo ferroviario Tinaco-Anaco y la construcción multimodal (carretera de seis canales, vía férrea y poliducto para el transporte de líquidos y gases, y una línea de transmisión eléctrica) de 2.000 kilómetros que enlazará el oriente y el occidente del país.

En Argentina, las empresas China Beiya Excmo y China Railway 20th Bureau Group prevén inversiones por 8.000 millones de dólares, con el fin de modernizar y ampliar los servicios ferroviarios urbanos e interurbanos de pasajeros. Centroamérica no se queda atrás: el presidente Ortega anunció la creación del canal interoceánico y el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, recibió en estas semanas a una empresa china interesada en invertir en un ferrocarril interoceánico.

Región estratégica. América Latina, con un PIB global de $6,06 billones, su cercanía a los Estados Unidos y Canadá, más una importante red de acuerdos comerciales con el mundo, ofrece ventajas para la inversión. Atraídas por dichas ventajas, empresas chinas han establecido en algunos países operaciones de procesamiento y montaje. En Brasil, la empresa automotriz Chery Automobile acordó con el gobierno estatal de Sao Paulo construir una planta para la producción de automóviles que comenzará a producir en el 2013, a un costo de $700 millones y en México ha invertido en el sector automotriz y autopartes, equipo electrónico y electrodoméstico, computadoras y televisiones. México también ensambla computadoras (Lenovo) y Venezuela produce teléfonos móviles (Huawei).

PUBLICIDAD

La firma brasileña Embraer obtuvo del Banco de Desarrollo de China una línea de financiación, que le ha permitido vender sus aviones exitosamente en China. En Argentina, China Unicom y Hong Kong New World Group contemplan inversiones por un valor de $710 millones para desarrollar las telecomunicaciones vía satélite y tecnologías de la información, y Venezuela y Brasil han trabajado conjuntamente con China en la producción de satélites.

China está dispuesta a colaborar en la diversificación de las exportaciones, de modo que se busquen complementariedades y no la competencia, pues le preocupa la cantidad de fricciones que se están dando actualmente en la OMC, por parte de empresas latinoamericanas, especialmente de México, Perú y Colombia. El 5 de noviembre del 2008, China publicó el Libro Blanco con respecto a América Latina y el Caribe, en el cual se explicitan los objetivos y lineamientos de la política china hacia la región, en lo político, económico, social, cultural, seguridad y justicia. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China decía: “China está dispuesta a desarrollar, en forma amplia y profunda, la cooperación económica, científica, tecnológica, educacional y cultural con los países del Sur sobre la base de igualdad y beneficio mutuo y haciendo énfasis en conseguir resultados prácticos, diversificar las formas y lograr un desarrollo común.”

No en vano, a apenas dos meses y medio de haber asumido la presidencia, Xi Jinping ha decidido visitar México, Trinidad y Tobago y Costa Rica. Algunos de los temas por tratar en nuestro país, sin duda, serán la carretera a Limón, inversiones en energías renovables, la propuesta Zona Económica Especial y la Sexta Cumbre Empresarial China-América Latina, programada para octubre en nuestro país, entre otros.

Posición privilegiada. Dada nuestra excelente ubicación geografía, recursos humanos e incursión en la fabricación de productos de alta tecnología, Costa Rica podría convertirse en una plataforma logística y de inversión de alta tecnología para ingresar en los mercados, no solamente de América Latina y el Caribe, sino de Europa y Estados Unidos, con quienes sabiamente hemos suscrito en buen tiempo, importantes acuerdos comerciales.

Recientemente, una empresa costarricense adquirió los derechos de representación para Latinoamérica de la empresa de Hong Kong, Factory Direct, con la finalidad de convertirse en facilitadora de negocios entre los países de América Latina y Asia y vincular a empresas orientales que requieran servicios de administración local en la región. El enfoque principal de esta empresa será en el área de control y automatización, energías renovables, iluminación de alta eficiencia y electrodomésticos. En tan corto tiempo ya impulsa negocios por más de $30 millones en los rubros de instalación de plantas fotovoltaicas, una en Costa Rica y otra en el Salvador.

PUBLICIDAD

Desde el punto de vista político, señala la revista ChinoLatin , China valora el posicionamiento de Costa Rica en el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la OEA y la Alianza del Pacífico. El prestigio internacional de Costa Rica como país democrático, protector del ambiente y defensor de los derechos humanos, también favorece su promoción de poder blando.

Un ingrediente imprescindible para el establecimiento de efectivos lazos comerciales es el conocimiento mutuo. Por ende, los aspectos culturales y la promoción del idioma mandarían, se vuelven mandatorios. Debemos mirar con optimismo el saber que la relación diplomática y comercial entre ambos países obedece a un interés mutuo, a pesar de la pequeñez de nuestra economía interna.

  • Comparta este artículo
Archivo

China-América Latina: más allá de materias primas y energéticos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota