Archivo

Cartas a la Columna

Actualizado el 16 de junio de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Incapacidades

-El momento de hacer las cosas bien es siempre-

Felicito a La Nación por sus reportajes sobre las incapacidades. Esto es algo que nos debe causar indignación a todos los costarricenses que trabajamos día a día por un mejor país. Me quebré el tobillo hace 5 años, tengo una platina y 4 tornillos, y a los 15 días de la cirugía estaba trabajando. Si buscáramos un nombre para describir a una persona que pasa incapacitada 28 años, podríamos utilizar varios adjetivos desagradables, pero la verdad es que la mejor descripción es que son una lacra para la sociedad, y un insulto para los que día a día trabajamos por un mejor futuro. Mi hermana es profesora, nunca se incapacita y recientemente la pasaron a un plan de pensiones que le anularon todos los años de reportar como trabajadora independiente, lo que quiere decir que para poder pensionarse, debe trabajar hasta los 80 años. Apuesto que estas “profesoras de vacaciones permanentes” sí aplican para pensionarse a los 65 años. ¡Qué irónico, no! Le pido a La Nación que siga realizando estos estudios. Qué tal seguir con el MOPT. Al ver nuestras calles, me pregunto cuál será el porcentaje de incapacidades del MOPT. Nelson Mandela dijo una vez que el momento de hacer las cosas bien es siempre. Que pena que no apliquemos esto todos los costarricenses.

Marianella Calvo

San José

Sin homenaje

Me ha llamado la atención que el día 12 de junio el Club Sport Herediano cumplió 92 años de fundado y ningún miembro de la prensa escrita nacional se dignó a dedicarle siquiera un espacio de aviso económico. Pareciera que es más importante que se haya pintarrajeado una avioneta con el color morado, o que Camilo Aguirre ya casi sea alajuelense, que hacerle homenaje a una entidad que durante 92 años ha sido ejemplo de cultura y presencia nacional e internacional.

Óscar Rosabal Lizano

Heredia

Caso atendido

En respuesta a la señora Elizabeth Ángulo Monge ( Cartas , 5 de junio), quien nos dio la oportunidad de atender su caso y aclararle que el contrato de aceptación de compra (publicado en nuestra página) señala en el artículo 11 que los boletos perdidos o robados no serán repuestos, siendo responsabilidad del cliente el cuido de estos. Agradecemos a la señora Ángulo el habernos permitido aclarar su caso.

PUBLICIDAD

Bernal Salas Pinel

E-ticket

Faltan señales

En San Juan de Tibás, con una circulación considerable de vehículos, con problemas por falta de un ordenamiento vial y de policía del Tránsito, desde hace bastante tiempo se cuenta con otro grave problema: la falta de señales de alto. Alrededor del parque, a menos de 200 metros, faltan cuatro de estas señales. En el resto de este mismo distrito central, faltan otras 80 en importantes vías de circulación.

Edwin Carballo Sánchez

San Juan de Tibás

Poca lealtad

La suma de todos los problemas del gobierno de doña Laura Chinchilla tiene nombre y apellidos y todos los costarricenses sabemos ese nombre. La presidenta ha administrado este país con personas ajenas a su tendencia. Muchos liberacionistas sabemos que en política las cúpulas de poder mandan. La lealtad con la presidenta no ha sido muy transparente de parte de todos. Muchas veces palpamos que está sola y así es muy difícil gobernar. Todavía le falta la renuncia de los miembros del gabinete que aspiran a diputados. Ojalá renuncien mañana mismo para que no le ensucien más la cancha. Estos acontecimientos deben servir de lección al siguiente candidato de Liberación Nacional para que no le impongan políticos de turno.

Albán Rugama Dávila

San José

Contradicción en Pavas

¿Cómo es posible que la Asociación de Desarrollo Integral de Pavas atente contra sus propios objetivos de mejorar el ambiente del distrito, al querer desalojar a los estudiantes del Programa del Sistema Nacional de Educación Musical de sus instalaciones para asignar el espacio a las reuniones de sus comités? Por favor, hace falta un poco más de sentido común. A los jóvenes con ganas de hacer algo sano, se les apoya al máximo, no se les obstaculiza el camino.

Ana Isabel Rojas Aragonés

Rohrmoser

  • Comparta este artículo
Archivo

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota