Archivo

Cartas a la Columna

Actualizado el 20 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Inseguridad vial

-NUMEROSOS CHOQUES EN FÁTIMA DE HEREDIA-

En Fátima de Heredia, 75 norte de la iglesia, hay casi dos choques por semana o más. Los sonidos que se escuchan son de las latas retorcidas de las constantes colisiones, porque los carros se brincan el alto que no se ve, también por la obstrucción de la parada de taxis,que se da por la falta de un semáforo. Oídos sordos han hecho los señores del departamento correspondiente. El pasado viernes fue el último, a las 6:30 a. m., con tres vehículos involucrados. Ahí cruzan, constantemente, niños, madres y abuelitos que se dirigen a dejar a estos a la escuela. Dios quiera no pase una desgracia. Desde el sacerdote hasta la Asociación de Desarrollo Comunal, han hecho todas las gestiones pertinentes y... nada. No obstante, se instalan semáforos donde no hacen falta...

Luis Campos Ruiz

Heredia

Cabletica no me da solución

En agosto del año pasado firmé contrato para Internet en mi casa, sita en San Antonio de Belén. El primer pago según contrato se hacía en diciembre. Al tratar de pagarlo, aparecía el cobro de noviembre. Hice la consulta y la respuesta fue: pague esos dos recibos y enero no se le cobra. Todos los meses es el mismo problema. Ya estoy cansado de hacer llamadas a esta empresa y siempre indican que se va a corregir, que recurra a pagar el mes presente al cobro en Servimás, pero han transcurrido varios meses y hoy tengo el mismo problema.

Guillermo Villalobos Rojas

Heredia

Sobre la desigualdad salarial

No hay punto de comparación entre los salarios de un director de la Fuerza Pública (¢3.159.782), contra el de un ingeniero (mal pagado ¢1.500.000), que no tiene los años de estudio de este en una universidad. No es justa la diferencia de ¢1.780.282 contra un policía raso; el director no se juega la vida pues está detrás de un escritorio. Este desfase con el resto de trabajadores del país es lo que tiene al pueblo con hambre.

Rafael Zamora Bonilla

San José

Esperábamos un mea culpa

Después de exhibirnos y ser elhazmerreírdel mundo, lo menos que esperábamos de la señora presidenta en su cadena de TV, era un mea culpa, reconocer el horrendo error y, con humildad, pedir perdón. Sin embargo, como nos tiene acostumbrados, con soberbia repartió las culpas y se lavó las manos. ¿Dónde quedó la “experiencia acumulada” como ministra de Seguridad, de Justicia, presidenta de la Comisión de Narcotráfico cuando fue diputada?Agrego un insumo más: la experiencia de su esposo en asuntos de seguridad.

PUBLICIDAD

Halley Castro Ramírez

B.° México, San José

De aviones presidenciales

Soy un exgerente internacional. Por mis labores, me tocó viajar a muchos países durante 35 años, acomodando itinerarios de avión y horarios de citas, que no impone uno, sino quien se visita. ¡Cómo hubiera deseado disponer de un avión privado! Como los ticos somos tan mojigatos, siempre se verá con malos ojos el que la Presidencia cuente con un avión adecuado para servicio del Gobierno y para los viajes del presidente de turno. Estaremos condenados a seguir pidiendo favores a particulares o a otros mandatarios, con las consecuencias ya sufridas.

José Antonio Domínguez Vargas

San José

Muy poca honradez

El pasado 16 de mayo, fui al supermercado, acompañada de mi mamá, a comprar el diario. Luego de de salir de este lugar, acudimos al transporte público (taxi rojo) para trasladarnos hasta la casa. Al llegar a nuestra casa, el chofer, muy amablemente, se bajó para ayudarnos a sacar de la cajuela del vehículo las bolsas con las compras. No obstante, rápidamente bajó la tapa y no me dio tiempo de revisar que no se quedara nada dentro. Yo confié en él, pero qué poca honradez la de ese taxista, pues se dejó una bolsa con parte de las compras que hicimos. Estimados usuarios: sean más cautelosos con los que se transportan en el servicio público.

Anabelle Sanabria Núñez

El Carmen de Cartago

  • Comparta este artículo
Archivo

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota