Archivo

Cartas a la Columna

Actualizado el 28 de abril de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Humanizar el trato

pacientes en buseta

Aplaudo la decisión de la CCSS de apostar a trasladar a los pacientes en busetas. Por una errónea costumbre, los pacientes eran trasladados en ambulancias, las cuales fueron creadas para trasladarlos en camilla, y a sus acompañantes, en pequeñas bancas. Existen pacientes que residen en lugares muy alejados, en condiciones incómodas. De esta manera se humaniza el trato al paciente.

Ronny Jiménez Chávez

Cartago

Reclamo de prestaciones al INS

Me parece muy bien que los dineros de los costarricenses se inviertan en nuestro propio país, sobre todo en carreteras. Los señores diputados deberían preocuparse primero porque a los exempleados del INS se nos paguen dineros adeudados de nuestras prestaciones desde hace casi siete años, cosa que el señor Constenlano ha querido hacer, a pesar de que la ley así lo exige.

María de los Ángeles Aguilar Sánchez

Patarrá, Desamparados

Falta de cortesía en el Calderón Guardia

El pasado martes 2 de abril, me apersoné al servicio de laboratorio del Hospital Rafael Angel Calderón Guardia. Como no podían resolver mi necesidad, decidí escalar al supervisor o jefe del área, el Dr. Vega. Sin embargo, mi decepción fue total. En mi casa, en mí escuela, etc., me enseñaron a saludar y a responder un saludo, independientemente de quien me lo ofrezca, pero ese doctor, una persona con una profesión de servicio, no me trató con esa cortesía. Le recuerdo un viejo refrán: “Lo cortés no quita lo valiente”.

Lizeth Fernández

Aranjuez, San José

Mala atención hospitalaria

Al ser las 00:10 a. m. del 25 de abril, ingresé con mi madre a emergencias del Hospital “nuevo” de Heredia. Era una emergencia pues mi madre estaba con la presión 178/120. Ya en Emergencias, la enfermerani se molestó en levantar el rostro y devolver el buenas noches y se hizo la sorda ante nuestra pregunta de dónde hacer el ingreso. Después de esperar 15 minutos al encargado de ingresos, esperamos más de tres horas para ser atendidos, entre los paseos de enfermeras jóvenes con caras de amargadas, otros alborotados y, lógicamente, muchos sin hacer nada o “lerdeando” su trabajo. Genera una gran verguenza ver el estado de nuestro sistema de salud. Nos atendieron gracias al enfermero Eduardo Zúñiga, que ni siquiera era el de Emergencias, pero, al tomar la presión, se asustó y nos ayudó. Sé que de noche un hospital es tenso, pero, por favor, revisemos que el personal sea efectivo y atento. La salud comienza con la respuesta a un simple saludo de buenas noches.

PUBLICIDAD

Sebiani Leo

Heredia

Pago bancario en exceso

En enero cerré mi tarjeta de crédito con Credomatic. Al cancelar el monto final excedí el pago por veintitrés dólares que en lugar de ser reintegrados en el siguiente estado de cuenta fueron cobrados por el banco sin justificación alguna para dejar el balance en cero. Luego de muchas llamadas y visitas al banco nadie me sabe dar razón del cobro ni me devuelven el dinero. Es difícil no pensar que lo mismo le ha pasado a muchas personas con montos más pequeños y no se dan ni cuenta. Por eso estamos como estamos.

Diana Alvarado Sequeira

San José

Falta señorío

Analizando los últimos acontecimientos en relación con el juego de Carmelita contra Saprissa, y los dimes y diretes que se han armado entre los presidentes de Saprissa y Alajuela, incluso con frases irrespetuosas, me pregunto: ¿Dónde quedó el señorío que debe existir entre los dirigentes deportivos? No hace mucho nuestro futbol estaba dirigido por señores como Isaac Sasso, Fabio Garnier, Rafael Solís, Enrique Artiñano, Mario Chacón, Alberto París, etc, y nunca escuché entre ellos una ofensa o algo que se le pareciera. Todo lo solucionaban con una llamada telefónica, pero ahora sucede lo contrario, pues con esas actitudes no hacen otra cosa que crear un sentimiento de conflicto entre las barras, lo que va a dar al traste con el deporte más popular de nuestro país.

Óscar Rosabal Lizano

Heredia

Lecciones aprendidas

La no concesión de la ruta a San Ramón deja importantes aprendizajes: el Gobierno escucha al pueblo y adopta como norte la paz social. Por otra parte está la intolerancia de grupos sociales en no abrirse al diálogo. El resultado que tenemos es una Costa Rica que transita en la senda del conflicto y la tensión social, realidad provocada por quienes aspiran a un realineamiento de las fuerzas políticas.

Yariela Guillén Soto

Cartago

¡Viva San Ramón!

Quiero expresar agradecimiento y admiración a todos los que formaron parte del Foro de Occidente, quienes por capacidad intelectual, sin violencia ni choques policiales, sin politiquería, han escrito una página en la historia de la democracia costarricense. Ya me  lo decía precisamente mi ilustre profesor Rafael Obregón: la mayoría de las grandes gestas de nuestro país han tenido su cuna en San Ramón. ¡Qué orgullo ser moncheño!

PUBLICIDAD

Marta E. Castro Carvajal

San Ramón

  • Comparta este artículo
Archivo

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota