Cartas a la Columna

Últimas noticias

Del parque marino

EL PUERTO LE PUEDE SACAR MÁS PROVECHO

Como no pudimos entrar al nuevo balneario de Puntarenas porque estaba sobrepoblado, decidimos dirigirnos por primera vez al Parque Marino, el cual nos gustó porque era como un oasis de paz. Es interesante por los animales que se exhiben, aunque se ve que su capacidad se presta para más variedad, por el servicio que ofrecen a la conservación de especies. Creo que podría estar en mejores condiciones de mantenimiento, parqueo y podría haber lugares para el entretenimiento de los niños. Se le podría sacar más provecho para que las nuevas generaciones amen mas la naturaleza.

Mauricio Gamboa Loaiza

San José

Embriones

Decepcionante fue escuchar a Ignacio Santos en Canal 7 en una parcializada entrevista que “se compromete a dar seguimiento a la aplicación de la FIV...”, en pro de una técnica que atenta contra la moral cristiana. Además, dijo: “El fallo de los magistrados de la Sala IV... tiene mucho contenido, dogmatismo religioso...”. Lástima que el Sr. Santos desprecie tanto la vida humana, que olvide que él fue embrión también. Quien busca ir contra Dios, la vida y la familia, se vuelve contra el propio hombre, busca su destrucción.

Edgar Manuel Chacón Lizano

Esparza

Circo romano

En este candoroso país, los habitantes se oponen a la FIV, a los ensayos clínicos con medicamentos, al maltrato y caza de animales (esto está bien), y otras mojigaterías, pero no se oponen al circo romano de las “corridas de toros a la tica”. ¿Cómo permiten este vergonzante espectáculo, donde un animal arremete con sus pitones contra unos “toreros improvisados”, sin ninguna preparación , causándoles lesiones graves? Es un espectáculo bufo y denigrante, no digno para el país más culto de Centroamérica.

Joaquín Solano Calderón

San Pedro de Montes de Oca

Queja con Citi

Recientemente, deposité por error ¢130.000 a mi tarjeta de Citi y fui a solicitar su devolución porque solo debía pagar ¢1.800. Me dijeron que no me lo podían devolver, porque a la fecha debía aproximadamente ¢125.000. Pedí hablar con el gerente y me salió con lo mismo, y que, de hacerlo, debía cobrarme una comisión del 5% por plata que es mía. Le consulté que si me van a pagar intereses por tener el saldo a favor ahí y me dijo que no, que no funciona de esa forma. Creo que la superintendencia bancaria debería tomar medidas sobre estas instituciones que hacen lo que quieren con los clientes.

Guisella Víquez García

San José

Celulares sin garantía ni respaldo

Es frustrante hacer efectiva las garantías con los importadores de celulares, en especial con la empresa Celulares Nanda. Es casi imposible que la garantía de un año por defecto de fábrica se cumpla. Revisan los celulares buscando el mínimo rayón o golpe para anular la garantía, luego revisan el sello de humedad (somos un país tropical, por favor) y, para rematar, en el taller simplemente indican: “tarjeta principal dañada, no tiene reparación”. Me gustaría que las instituciones encargadas de fiscalizar a estas empresas tomen medidas.

Luis Ortiz Badilla

Escazú

¡Qué verguenza!

Participé en un concurso para ganar entradas para las corridas de toros el día 3 de enero en la noche y al asistir resulta que no aparecía en la lista correspondiente, cuando en mis manos tenía la publicación donde claramente aparecía mi nombre y la hora a la que debía asistir. Me parece una total falta de seriedad y de respeto, además de que pasé una gran verguenza con mis invitados.

Marianella Hidalgo Morales

San José

Taxistas se vuelven insensibles

Hace unos meses salí de visitar a mi bebé que estaba en cuidados intensivos en el Hospital Nacional de Niños y con el montón de sentimientos encontrados por la salud de él y en estado tanto físico como emocional bastante mal. Fui a abordar taxi para que me llevaran a la parada de busetas para Heredia y, cuando ya estaba adentro, el taxista me preguntó: “¿Adónde la llevo?”. Cuando le dije adónde, inhumanamente me dijo: “Bájese porque ese lugar esta demasiado cerca. Tal vez el compañero de atrás”. De diez taxistas, ninguno quiso llevarme. Hasta que encontré a uno que me dijo: “Por un rojillo yo la llevo”. Me tocó vivir una experiencia sumamente amarga en mi vida de cómo nos volvemos tan insensibles ante el dolor ajeno.

Evelyn Rodríguez Castillo

Upala

Llamadas inoportunas

El 3 de diciembre llamé a Telecable para cancelar mi contrato de televisión e Internet por traslado de domicilio. Arbitrariamente dicen que no puedo cancelar el contrato salvo que vaya a la única oficina en Desamparados, en horario laboral. Indico que no puedo asistir por trabajo, entonces piden correo electrónico justificándoles que no puedo asistir y solicitando la cancelación del servicio. Así lo hice el mismo día. Recibí dos correos electrónicos de funcionarios de Telecable, pero a la fecha, me siguen molestando con llamadas y mensajes para que pague un servicio que cancelé oportunamente. He escrito dos correos electrónicos más sin respuesta. Advierto que, de ensuciar mi historial financiero por una deuda que no existe o seguirme molestando, optaré por la vía legal.

María Isabel Sánchez García

San José

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Cartas a la Columna