Archivo

Cartas a la Columna

Actualizado el 30 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Inundaciones en Cartago

PROBLEMA DE ALCANTARILLADO

Un domingo de octubre que llovía fuertemente en Cartago, las calles del centro se inundaron de tal forma que muchas tiendas debieron cerrar, pues resultaba imposible que los clientes entraran. Los transeúntes se agrupaban en las esquinas, o en los edificios más grandes, como el Banco Nacional, esperando que pasara el aguacero. ¿Cuántos años hemos esperado para que la Municipalidad cambie de una vez por todas el alcantarillado del casco central? No sé, muchísimos, pero, en vez de eso, el alcalde nos ha recetado una ciclovía que hasta el momento solo ha servido para generar presas o de vez en cuando para pasear perros. El caos vial ya es insoportable, la avenida central colapsa un día sí y el otro también; la avenida al sur de las Ruinas con la parada de Tres Ríos y el Banco Popular es intransitable, los tráficos brillan por su ausencia, y, para colmo de males, el bulevar del Tren eliminó la única salida que quedaba. Ya es voluntad del pueblo si quiere aguantar a un alcalde que dice que para eso lo pusieron allí. Despertemos, Cartago; ya los valientes ciudadanos de Pérez Zeledón nos abrieron el camino: recuperemos nuestra ciudad y, sobre todo, nuestra dignidad.

Luis Vázquez Madrigal

Cartago

Criterios claramente sexistas

El 21 de diciembre me dirigí a la Clínica Marcial Rodríguez Conejo para afiliarme como asegurada voluntaria. Fue grande mi sorpresa cuando la joven que se encontraba detrás del mostrador me dijo: “Señora, usted no se puede asegurar; eso le corresponde a su esposo por ser la cabeza del hogar”. Todavía no comprendo cómo una institución como la Caja Costarricense de Seguro Social se presta para que continúe imperando un paradigma que tanto ha subyugado a las mujeres. ¿Dónde queda la igualdad que tanta propaganda se le hace en la publicidad?

Amy Myers Francis

Alajuela

Postes peligrosos en B.° México

Una institución más, como muchas, que son buenas para pedir aumentos, pero, al mismo tiempo, resultan un monumento a la ineficiencia y al “nadadito de perro”. Por muchos años en calle 20 en barrio México, vía, por demás, muy transitada, los postes del tendido eléctrico han estado obstruyendo la calle con la consecuencia lógica de ser causa y motivo de varios accidentes. Después de una gran cantidad denuncias a través de los medios, por fin se hizo el milagro; despertó la flamante CNFL y se instalaron los postes nuevos en la acera, por supuesto con su respectivo cableado. Definitivamente, quedamos impactados ante tanta belleza, sin colegir que estábamos en el “país más feliz del mundo”, donde todo marcha de a poquito, un paso para adelante y dos para para atrás. En definitiva, el problema y el peligro continúan, los antiguos postes ya sin uso, esperan pacientemente ser retirados.

PUBLICIDAD

Halley Castro Ramírez

Barrio México, San José

Ruta peligrosa

Señores del Conavi, ¿cuándo pondrán la mirada en la Ruta 32 área de montaña? Desde las casetas de peaje hasta río Sucio, incluyendo el interior del tunel Zurquí 600 metros, no hay demarcación, sin captaluces u ojos de gato. Es un verdadero peligro viajar por este sector por la cantidad de neblina y lluvia que predomina durante el año. Espero una pronta respuesta.

Carlos A. López Cortés

San José

La clave está en el respeto

Ante las recientes discusiones sobre el tema FIV mi recomendación es: respeto. Respeto a las parejas que deciden hacerlo y respeto a quienes deciden no hacerlo. Igualmente, si alguien desea adoptar o toma la decisión de hacerlo, le invito e insto a que lo haga, pero que respete a quienes deciden no hacerlo y en cambio toman la decisión de tener un hijo quedando embarazados. Recordemos que la FIV ya es legal en Costa Rica y nadie puede impedir su práctica; eso debe respetarse.

Gerardo Mejía Rojas

Heredia

Cambios incómodos

A los usuarios de la Ruta Cartago-Pacayas de Alvarado se nos está notificando un cambio próximo de ruta y parada. La parada estará más largo de la actual y en una zona peligrosa en horas de la noche. En la Ruta de regreso a Cartago los buses no pasaran por San Rafael de Oreamuno ni los Ángeles de Cartago, esto afecta a los usuarios del Ebáis en Oreamuno, a los estudiantes de centros educativos y a quienes trabajamos en Pacayas y somos de Oreamuno. ¿De dónde proviene tan gran idea? ¿Habrán analizado los contratiempos de estos cambios?

Norman Montenegro Rivera

Cartago

  • Comparta este artículo
Archivo

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota