Archivo

Cartas a la Columna

Actualizado el 19 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Precios excesivos

TURISMO

Tuvimos la oportunidad de visitar Costa Rica en el mes de octubre y ver lugares realmente hermosos. Es un país muy rico en naturaleza, que han sabido conservar y explotar para el turismo de una manera muy adecuada, pues siempre con una conciencia ecológica que poco se ve. Felicidades. Nuestra visita a este hermoso país fue más que agradable, pero quisiéramos hacer una observación respecto al costo de los alimentos, específicamente en dos hoteles en los cuales estuvimos hospedados: en Arenas del Mar Beach and Nature Resort, en donde los precios de la cena son altos, pero especialmente en el Tabacón, pues estimamos que el costo es sumamente alto. Estamos hablando de $100 por persona por una cena, en donde se pediría un plato fuerte, que por separado te cobran la guarnición y también te cobran la salsa o aderezo, una bebida y tal vez un postre, lo que consideramos que es un exceso. Es una lástima que esto suceda porque te quedas prácticamente sin consumir alimentos. Este fue el sentir de varios turistas con quienes tuvimos oportunidad de compartir. Por lo antes expuesto quisiéramos sugerir a las personas o autoridades que tiene que revisar esta situación, ya que perjudica al turismo tanto local, como latino principalmente.

Grisell Islas y Juan Carlos Ferra

Tlalpan, México D. F.

Presencia presidencial mágica

Doña Laura Chinchilla estaba en España, pero mágicamente se hizo presente en el Congreso, por medio de su ministro de la Presidencia, para convencer a los diputados de votar contra la reelección del magistrado don Fernando Cruz ( La Nación , 17/11/12). Como es inconcebible una acción semejante de Carlos R. Benavides sin el beneplácito de la presidenta Chinchilla, se ha evidenciado que también ella formó parte de la irrespetuosa torpeza cometida por 38 infames diputados que, como es usual en ellos, no tomaron en cuenta que con su reprochable acto estaban despertando a un pueblo que no estaba muerto, sino medio dormido. Pueblo que aspira tener alguna vez gobernantes dignos, competentes, pero ante todo, incorruptibles, donde la ética en la función pública sea su norte, y alejados de negocios con “fondos de emergencia”, contaminantes oleoductos interoceánicos, decretos petroleros, mineras favorecidas y trochas que parecieran enchapadas en oro. No vislumbraron, ni los señores y señoras diputados/as ni la señora presidenta, que en la de menos estaban cavando su propia tumba electoral.

PUBLICIDAD

Freddy Pacheco León

Heredia

Los salarios y las propinas

Una “pata de banco” de la Sala Constitucional es precisamente aquello de que los saloneros no pueden depender exclusivamente del 10% de las propinas; puede haber días buenísimos, pero entre semana no hacen “ni para la masa del perico”, con una consecuencia gravísima para los saloneros que no van a cubrir como empleados independientes lo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), que incluye la Ley de Protección al Trabajador, no van a tener pensión como sí la disfrutan los empleados con patrono. Es una verdad de Perogrullo que el empleado solamente  cotiza cuando se le rebaja de la planilla. En una publicación reciente  se  informa de que las pensiones voluntarias creadas por esta Ley de Protección al Trabajador para ajustar las pensiones de la CCSS la tienen menos del 10% de los trabajadores.

Rafael Ángel Rodríguez Picado

San José

  • Comparta este artículo
Archivo

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota