Archivo

Cartago se reinventa

Actualizado el 15 de junio de 2012 a las 12:00 am

Dos proyectos que deben ser acogidos con entusiasmo por los cartagineses

Archivo

Cartago se reinventa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La puesta en marcha de dos proyectos de infraestructura de enorme valor y urgencia para la ciudad de Cartago es como una bocanada de aire fresco ante el barrial en el que está el país. Se hace notar la Vieja Metrópoli como una ciudad que logra avances tangibles, aunque otros muy urgentes continúen relegados. Son visibles los trabajos que realizan el Incofer y la Municipalidad para conectar la ciudad con San José por medio del resucitado tren, un proyecto que sin duda aliviará la precaria situación de transporte público que viven los cartagineses.

Asimismo, la confiabilidad, rapidez y confort que ofrece el tren impulsarán a muchas personas que hoy manejan a utilizar este nuevo servicio. Incluso es tentador imaginarse el tren llevando los productos cartagineses al nuevo puerto comercial de Limón, que iniciará operaciones en 2016. Tal vez eso ayude a Cartago a atraer más inversión industrial y por ende trabajo para los cartagineses, urgidos de opciones laborales que no los obliguen a viajar a diario hasta Alajuela o Heredia.

Mientras tanto, cuadrillas municipales trabajan intensamente en la construcción de la Ciclovía de Cartago; el primer circuito urbano exclusivo para bicicletas en el país. Indiscutiblemente Cartago da un paso gigante en su desarrollo urbano con un proyecto vanguardista, incluso incomprensible para algunos, lo cual obliga a crear condiciones que estimulen su uso, como habilitar estacionamientos para bicicletas en negocios y centros de trabajo y estudio, ofrecer descuentos en comercios aledaños, instalar semáforos para bicicletas en intersecciones peligrosas, controlar estrictamente su uso, etc.

Si la ciclovía fracasa, será el argumento perfecto para sus detractores, pero si tiene éxito, resultará natural que se extienda con más etapas y servicios, y que otras ciudades la emulen.

Ambos proyectos convergerán en la avenida 6, donde además se construirá un bulevar peatonal, conformándose así un punto de encuentro para peatones, ciclistas y el siempre elegante tren. Sin duda, este bulevar, rodeado por hermosos parques y edificios emblemáticos, que desembocará en el Mercado Central y la centenaria Estación del Ferrocarril será único en el país. Resulta curioso que el gran ausente será quien ha reinado por casi 100 años: el automóvil. Lo anterior es muestra clara de que el concepto de ciudad en Costa Rica está evolucionando. En este sentido, es necesario señalar que el tren y la ciclovía son aliados naturales, proyectos complementarios, casi simbióticos.

PUBLICIDAD

Así, debería habilitarse la posibilidad de hacer un viaje bimodal desde cualquier punto de Cartago hasta San José (y eventualmente Heredia, Alajuela y otros destinos), combinando la bicicleta y el tren.

Será necesaria la habilitación de un casillero para bicicletas, un espacio adjunto a la Estación del Tren, donde se pueda consignar de forma segura la bicicleta mientras se toma el tren para ir al trabajo o realizar alguna gestión dentro o fuera de Cartago.

Un eslabón tan sencillo convertiría a los dos proyectos en un sistema de transporte. Una vez que San José, Heredia y Alajuela cuenten con sus ciclovías, y el Incofer habilite vagones para transportar bicicletas, el sistema estará completo.

Ambos proyectos deben ser acogidos con entusiasmo por los cartagineses, sobre quienes pesa ahora la responsabilidad de demostrar su funcionalidad, para que se conviertan en un excelente referente.

Cada ciudadano deberá hacer su parte, e instituciones notables como el Tecnológico de Costa Rica y la misma Municipalidad deberán apostar por el proyecto, marcando el ritmo para la ciudad. ¡Por qué no ver al rector del TEC y al alcalde haciendo uso rutinario de la ciclovía!

Sea esta una invitación cordial a utilizar, promover y defender tan importantes proyectos.

  • Comparta este artículo
Archivo

Cartago se reinventa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota