Archivo

Candidatas a la vicepresidencia

Actualizado el 09 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Candidatas a la vicepresidencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Como ciudadano preocupado por el país y por los pilares de la próxima administración, y basado en el hecho de contar con un candidato presidencial predominante, cabe sugerir candidatas a la vicepre-sidencia de la República. La mujer, como se sabe, no solo tiene a flor de piel una ejemplar sensibilidad, cuanto la capacidad de estar en varios frentes a la vez. Esta sensibilidad todos la hemos vivido desde el umbral del amor de nuestras madres. La sugerencia se compone de dos respetables damas: Mayi Antillón, exdiputada y actual ministra de Industria y Comercio, y Sandra Piszk, también exdiputada, exministra de Trabajo y actual embajadora en Italia. Además, dignas, capaces, profesionales y bellas.

En cuanto a la oposición, ni hablemos: no habrá alianza ni fusión, como lo ha dicho mi apreciado Jorge Guardia. Sus ideologías son muy disímiles. Ya lo vimos el año pasado en la Asamblea Legislativa: la alianza no pasó de ganar el directorio legislativo. Como dice la sabiduría popular: por la víspera se saca el día. Tiempo al tiempo. Tal vez surja otro movimiento político, gracias a la existencia de distintos grupos interesados en remozar nuestro sistema democrático y en aportar nuevas soluciones a los problemas nacionales. Quizá hoy el electorado se decida por la fuerza política dominante y se robustezca la continuidad del desarrollo alcanzado, quiérase o no, por el Gobierno actual. Afortunadamente, aquí no tenemos los acuciantes problemas sociales que afrontan naciones como Estados Unidos y España, con millones de personas sin trabajo y deseosas por salir del paro. La migración de profesionales jóvenes españoles es cuantiosa. En España el paro es cercano al 27% de la población activa.

En estos momentos preelectorales comienza a rondar más el optimismo y no las decepciones y el desaliento, alimentados sobre todo por la inseguridad ciudadana, la delincuencia y el narcotráfico, ahora en francos procesos de control. Una sugerencia al respecto es la apertura de escuelas de oficios para la juventud; mejor dicho, para los colegiales que hayan desertado y no los reciba el INA, y ponerlos a trabajar. Porque el trabajo se sobrepone a las drogas. Algunas municipalidades podrían unirse y abrir estos centros de capacitación. La juventud, en nuestro país, bastante abandonada, constituye una prioridad nacional.

PUBLICIDAD

La última sugerencia –viable si se quisiera– consiste en destinar una vicepresidencia para un miembro de la oposición, con dos fines: alcanzar una mayor votación y bajar el índice de abstencionismo. Asimismo, seria una forma de consolidar la unión y concordia de la familia costarricense, tan necesitada de alcanzar un mayor nivel de ética cívica, expansión de la noción del bien, más solidaridad social y una convivencia con más tono humano.

Finalmente, tengamos presente “la opción preferencial por los pobres” (Concilio Vaticano II), estimados por Naciones Unidas en una población mundial de mil millones de personas.

Si Costa Rica remueve las aguas, muchas cosas pueden cambiar.

  • Comparta este artículo
Archivo

Candidatas a la vicepresidencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota