Archivo

Cambio de estrategia

Actualizado el 12 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Una reforma que no se relaciona con la búsqueda de igualdad sino de poder

Archivo

Cambio de estrategia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El año pasado, en este periódico (14/5/2011), me referí a un proyecto de reforma al Estatuto Orgánico de la Universidad de Costa Rica cuyo propósito era fortalecer la posición de poder del sector administrativo. Según esa propuesta, tales funcionarios tendrían representantes en las principales instancias universitarias de toma de decisiones y dispondrían de una asamblea propia –financiada por la UC – para la defensa de sus derechos e intereses.

Puesto que esta iniciativa no contó con el respaldo necesario, ahora el Consejo Universitario de la UCR ha dado a conocer un nuevo proyecto de reforma, que propone modificar los art. 13 y 14 del Estatuto Orgánico, para que, en la Asamblea Plebiscitaria y en la Asamblea Colegiada Representativa, los administrativos tengan una representación equivalente al 5% de los miembros de esas instancias.

Justificada con el discurso de que incorporar a los administrativos a las asambleas referidas contribuiría a reducir la desigualdad en la comunidad universitaria, la actual reforma tiene un objetivo diferente, que no se refiere a la búsqueda de igualdad, sino de poder.

Aunque en el actual proyecto las pretensiones fueron disminuidas, se mantiene la reivindicación esencial que aseguraría a los administrativos una estratégica posición en la política universitaria: una representación electoral.

Entre otras funciones fundamentales, la Asamblea Plebiscitaria se encarga de elegir al rector y a los miembros del Consejo Universitario, y la Asamblea Colegiada Representativa, de definir las políticas universitarias y de ratificar o rechazar las reformas al Estatuto Orgánico que acuerde el Consejo.

De ser aprobada la reforma, los administrativos podrían, a corto plazo, empezar a negociar su apoyo a determinados candidatos a la Rectoría o al Consejo Universitario, así como a los diversos asuntos que son considerados en la Asamblea Colegiada Representativa. Cuanto más estrecho sea el margen por el cual esas votaciones se definan, más decisivo puede resultar el respaldo de los administrativos.

En una institución como la UCR, que pasa en una permanente actividad electoral, son muy amplias las posibilidades que se les abren a los administrativos para capitalizar rápidamente la cuota política inicial que les daría la reforma propuesta.

  • Comparta este artículo
Archivo

Cambio de estrategia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota