Cabalgar caballos muertos
Archivo

Vida en la empresa

Cabalgar caballos muertos

Actualizado el 04 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Cabalgar caballos muertos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Russell Ackoff ( Systems theory for curious managers ) es un genio en inquietarnos para que “salgamos de la caja”, para que desconfiemos de la sabiduría convencional. Nos hace saltar de la solución de problemas a la transformación de problemas. Nos martilla con que lo mejor no es resolver un problema sino disolverlo; esto es, migrar a otros contextos donde las raíces del problema ya no operen.

Este autor vuelve a fustigar la resistencia al cambio y a impulsarnos a recorrer el camino del cambio, no mediante el mejoramiento continuo, sino mediante saltos de rana innovadores que transformen la situación. Como resolver las presas mediante el teletrabajo o compartiendo vehículos más allá del car pool .

Ahí encontré esta cita de Sheldon Rovin, un tratadista en teoría de sistemas:

“En la sabiduría de los indios Dakota se ha dicho que ‘cuando descubras que estás cabalgando sobre un caballo muerto, la mejor estrategia es desmontar’. Sin embargo, en algunas entidades, otras estrategias más utilizadas son, comprar un látigo más fuerte; cambiar de jinete; nombrar un comité que estudie al caballo; ir a otros países a ver cómo cabalgan los de otras culturas; bajar los estándares para que el desempeño de los caballos muertos pueda ser considerado aceptable; contratar externos para que cabalguen sobre el caballo muerto; poner varios caballos muertos juntos para aumentar la velocidad del conjunto; proveer más financiamiento o entrenamiento para mejorar el desempeño del caballo muerto; declarar que como el caballo muerto no come, su operación es más barata y contribuye mejor a los beneficios o excedentes y su huella ecológica es inocua; reescribir los requisitos de desempeño para todos los caballos; o finalmente, promover al caballo muerto a una posición de supervisión”.

Todo esto, utilizando la intuición y el buen juicio, me parece que podría ser relevante a la hora de procesar la cosecha de ideas que estamos recibiendo sobre cómo mejorar la gobernabilidad y el país, teniendo en mente que “la única cosa más difícil que empezar algo nuevo, es detener algo viejo”.

  • Comparta este artículo
Archivo

Cabalgar caballos muertos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota