Archivo

Exposición en Los Museos del Banco Central abre al público hoy

Boletos, vales y fichas exploran curiosas formas de pago

Actualizado el 19 de abril de 2013 a las 12:00 am

Se exhiben unas 100 piezas de colecciones de Costa Rica y Ecuador

Objetos se usan en fincas cafetaleras, cooperativas, hoteles casinos y negocios

Archivo

Boletos, vales y fichas exploran curiosas formas de pago

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Se imagina usted que en vez de recibir el pago de su salario en forma de un depósito, en su cuenta bancaria su patrono le entregara un documento con leyendas como “vale por dos días de trabajo”, “vale por 100 llamadas atendidas”, o “vale por 50 kilómetros conducidos?

A los trabajadores de las fincas cafetaleras en la Costa Rica del siglo XIX, se les pagaba con boletos, pues en ese entonces no existían las monedas, billetes, cheques ni tarjetas de crédito o débito que conocemos en la actualidad.

La exposición Otras formas de dinero: fichas del Ecuador y boletos de Costa Rica –que se exhibe en los Museos del Banco Central– enfrenta al espectador con medios “alternativos” para realizar transacciones comerciales que se empezaron a utilizar en América Latina durante los siglos XIX, XX y algunos todavía se emplean hoy.

La muestra reúne cerca de 100 objetos como fichas, boletos, “monedas sociales” y las llamadas unidades de intercambio solidario (UDIS) procedentes de las colecciones del Banco Central de Costa Rica y del Banco Central de Ecuador.

Circulación limitada. Costa Rica saludó el mercado internacional en 1820, con la primera exportación de café, hecha a Panamá.

El cultivo, producción y exportación de café fue el principal motor económico de la incipiente república. “El caso de Costa Rica es similar al de muchos países latinoamericanos que basaron su desarrollo económico en el cultivo de productos agrícolas. Ecuador lo hizo con el cacao. La organización se volvió más compleja y se generó la necesidad de contar con medios de pago”, explicó el curador de numismática del Museo del Banco Central de Ecuador, Carlos Iza.

Por su parte, el curador de Numismática a de los Museos del Banco central, Manuel Chacón, explicó que en ese entonces las casas de moneda locales eran modestas y no producían suficiente dinero de baja denominación o “menudo” para realizar las transacciones comerciales que exigía este nuevo negocio. “Los hacendados acuñaban en sus fincas sus propias fichas, en el caso de Ecuador y, boletos, en el caso de Costa Rica para poder pagarles a sus trabajadores. Era una especie de moneda privada”, dijo.

PUBLICIDAD

Ese mismo circulante se utilizaba para pagar las compras de víveres básicos en los comisariatos o pulperías de las mismas fincas. Eran hechas de materiales como acero, latón, cobre, bronce y níquel. “Las fichas también se utilizaron y se siguen usando en Latinoamérica con fines comerciales. Ese es el caso de las fichas de juego como las de los casinos o las hay para servicios de hoteles, medios de transporte y teléfonos”, dijo Chacón.

En la exposición se pueden apreciar ejemplos de las llamadas “monedas sociales”. “Estas son una especie de vale o tiquete que se usa en trueques de productos. Tienen un alcance muy limitado pues circulan en una red de productores, consumidores y compradores de una comunidad geográfica definida”.

El curador Carlos Iza puso como ejemplo de esta “moneda social”, la crisis económica de Argentina en el año 2000. “Como no había dinero y el poco que había no valía nada, este modo de pago fue indispensable para adquirir comestibles y otros productos necesarios para sobrevivir”, explicó Iza.

Por otra parte, las unidades de intercambio solidario (UDIS) son vales o billetes emitidos dentro de cooperativas para el intercambio comercial interno. En algunos casos funcionan como una especie de premios por compras y en otros, sustituyen al dinero de circulación tradicional”, declaró Chacón.

Los Museos del Banco Central se ubican en los bajos de la plaza de la Cultura.

  • Comparta este artículo
Archivo

Boletos, vales y fichas exploran curiosas formas de pago

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota