Archivo

Bio Angus T. Jones : Tras el joven actor hay un chico tímido, brillante y educado

Actualizado el 09 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Bio Angus T. Jones : Tras el joven actor hay un chico tímido, brillante y educado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El “medio hombre” de Dos hombres y medio ( Two and a half men ) lleva ocho años (casi la mitad de su vida) metido a diario en un set de grabación lleno de estrellas, presiones, rating , dinero y rotunda fama.

Pero, según se desprende de sus entrevistas, Angus T. Jones parece asimilar su entorno con naturalidad y sin el menor dejo de estrellitis : como dice Chuck Lorre, su gran jefe (es el creador y productor de la serie), Angus da la impresión de no estar actuando nunca. “Es intuitivo e instintivo. Incluso desde que era un niño pequeño, en el principio se percibió que estaba a gusto y en paz consigo mismo, y eso le permitió alivianarse en los momentos en que requería dirección” aseveró Lorre en una entrevista con Los Ángeles Times, año y medio atrás.

Angus (o Jake, como se le conoce en medio mundo) tenía 9 años cuando logró el papel del hijo regordete, vagabundo y tierno de Alan Harper (Jon Cryer) quien tras su divorcio se ve obligado a mudarse a la casa de playa de Malibú de su hermano Charlie Harper (Charlie Sheen), quien lleva una vida licenciosa en medio de mujeres, fiestas, alcohol y lujos.

Aunque Jake no vive de plano con su loser padre y con su vivazo tío, pasa los fines de semana con ellos y, a partir de ahí, se generan todas las comedias de situación que convirtieron a esa serie en la reina del humor de principios de este siglo.

Que Angus encarnara a Jake parecía estar escrito en piedra, aún cuando ni sus propios padres tenían muy claro para qué serie estaba audicionando su hijo. Nacido en Austin, Texas, el 8 de octubre de 1992, Angus tenía cuatro años cuando sus padres, de clase trabajadora, decidieron mudarse a Los Ángeles debido a un traslado laboral del papá.

Así fue como el joven actor (quien tiene un hermano menor, Otto) cayó por arte del destino en lo que parecía su nicho natural. Su madre ha rememorado en varias entrevistas que ella empezó a notar cómo toda la atención de la gente gravitaba alrededor de Angus y por eso decidió llevarlo a hacer audiciones comerciales. Ella ha dicho que jamás pensó lo que iba a ocurrir, a lo sumo pensó que su gracioso pequeño podría ganar algo de dinero para empezar a juntar la base de los ahorros que, lustros después, le facilitaran el ingreso a la Universidad.

PUBLICIDAD

Pero el “toque” que Chuck Lorre y los demás ejecutivos de CBS apreciarían años después en Angus, también lo vieron al instante sus evaluadores para pequeños papeles en comerciales. Hizo unos cuantos y, cuando tenía seis años, fue contratado para su primera cinta, See Sport Run . ¡Para entonces estaba en el jardín de infantes! Luego vinieron participaciones en series o películas tales como Simpático , ER , Amigos con dinero , The Rookie , Bringing Down the House y George de la selva 2 . Finalmente, en el 2003, fue elegido para el papel que lo convertiría no solo en el conocido Jake Harper: a la postre, se volvería el niño mejor pagado de la televisión estadounidense, estatus que mantiene hasta la fecha con un monto de $250 mil dólares por episodio.

Centrado y humilde

Por un asunto propio de su personalidad, Angus parece haberse inclinado por el bajo perfil cuando está fuera del set. Sus padres hoy cuentan, a manera de anécdota, que cuando Angus audicionó para Two and a Half Men ni ellos ni él tenían mayores detalles sobre la serie y las expectativas que desde ese entonces existían. A ello atribuyen que el pequeño niño haya llegado tan relajado a audicionar, aunque luego descubrirían que ese es, simplemente, su modo de trabajar frente a las cámaras.

El mismísimo Charlie Sheen, estrella de la serie durante ocho temporadas y cuya abrupta y mediática salida fue atestiguada con estupor por todo el continente, se ha manifestado siempre en los términos más elogiosos para su pequeño coprotagonista.

En una entrevista del 2008 con E! News, Charlie comentó que la risa de Angus en el set siempre había sido “encantadora” aunque una vez elegido, esta misma característica llegó a preocuparles. “Al principio sonreía mucho al final de cada broma, aunque no le correspondiera hacerlo, entonces había que hacer cortes a menudo. Nos preguntábamos si realmente estaba entendiendo la broma, porque desde siempre ha habido mucho humor adulto”, contó Charlie Sheen, quien hasta la fecha mantiene una entrañable relación con Angus.

Otra anécdota que narraron varias veces tenía que ver con la prudencia del niño actor. Tímido, introvertido y educado, Jones nunca pidió a sus compañeros de reparto o a los productores que le explicaran los diálogos pasados de tono, cortesía de la desaforada libido de Charlie. Jon Cryer ha realizado manifestaciones parecidas siempre que lo entrevistan acerca de su hijo en la pantalla. “Algunas veces le pregunté si quería saber a qué nos referíamos con algunas de las bromas, y me respondió ‘no te preocupes, así estoy bien’. ¡Él no es como todos los demás chicos!’, dijo Cryer en una entrevista con Warner Channel.

PUBLICIDAD

En los zapatos del tío Charlie

Irónicamente ahora, en su papel de joven adulto, Angus ha dicho sentirse un poco desubicado al interpretar a un adolescente con las hormonas (y el gusto por la marihuana) desbordados. Porque, en la vida real, al menos hasta ahora no se le conoce ni el más mínimo coqueteo con el escándalo.

Los poderosos ejecutivos de CBS también han salido a aclarar que el papel de bobalicón y vagabundo que encarna Angus en Jake, en realidad está en un extremo opuesto con la personalidad real del actor, quien se las ha arreglado para sobrellevar sus estudios de primaria y secundaria simultáneamente con las maratónicas grabaciones.

En una entrevista realizada por cnsnews.com, Angus explicó que tenía un tutor en el set que le daba cuenta a su tutor escolar sobre sus avances y sus notas, y que siempre ha encontrado tiempo para cumplir con sus deberes.

Y aquí es donde viene la otra parte de la historia. Mientras cientos, miles de niños y jóvenes (hasta adultos) hacen lo que sea para salir del anonimato y colarse entre la crema y nata de Hollywood, Angus no está seguro, en absoluto, de si quiere continuar con la actuación una vez que la famosísima serie que lo disparó al estrellato, llegue a su fin.

Recién declaró que, a sus 18 años se siente algo embotado tras toda una vidas inmerso en la TV, y, por ahora, añora entrar a la universidad como un estudiante común y corriente y hacer “todo lo que los jóvenes de mi edad hacen”. Aún no ha decidido qué estudiar pero sí que será algo alejado del showbiz.

También se ha dicho que a Angus le ha afectado más que a ningún otro en el staff , la salida de Charlie Sheen, a quien extraña demasiado, aunque se lleva muy bien con Asthon Kutcher y con todos los demás.

Por ahora, el niño-adolescente estrella tiene tiempo para devaneos existenciales, pues de la parte económica no tiene por qué preocuparse: People lo declaró oficialmente como la estrella menor de edad más adinerada del medio. Se calcula que, por lo bajo, su fortuna personal es de 15 millones de dólares.

Por lo pronto, mientras el equipo se prepara para la décima temporada, los millones de fans de la serie posiblemente disfruten más de la participación de Jake, a sabiendas de que el otrora regordete y añorado niño Harper, pronto alzará vuelo, cuando se apaguen los reflectores de Dos hombres y medio.

Como sea, Angus ya ocupa un referente absoluto con su memorable papel en las series de sitcom de principios del siglo XXI. Y eso es mucho decir.

  • Comparta este artículo
Archivo

Bio Angus T. Jones : Tras el joven actor hay un chico tímido, brillante y educado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota