Archivo

Besos por centenares

Actualizado el 02 de junio de 2013 a las 12:00 am

Un fotógrafo argentino decidió renunciar a su trabajo y RECORRER EL MUNDO en busca de besos. Su cámara los ha hallado en parques, trenes y baños.

Archivo

Besos por centenares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Lo importante es que medie un beso, no importa cómo, ni por qué, ni dónde. Al fotógrafo argentino Ignacio Lehmann lo que le importa es capturar ese acto que cataloga un símbolo universal de paz y amor. A pesar de haber retratado tantos, cada vez que ve un beso se emociona y entusiasma.

Su proyecto 100 World Kisses ya ha viajado por siete países y tiene nuevas fronteras en la mira. Argentina , México, Francia, Inglaterra, Estados Unidos y Alemania le han permitido a este artista coleccionar y exponer 700 besos, con 100 de cada nación.

Hay besos tímidos; otros con lengua; hay de progenitores a sus hijos, de amigos, de parejas, tríos y hasta de mascotas. Todos son válidos para ingresar en esta apasionada y particular exposición que está disponible tanto en el sitio de Lehmann como en su página de Facebook .

Su fotografía favorita es la de un nieto a su abuelo, una imagen que cautivó a este argentino de 29 años cuando la observó en México. “Creo que es una fotografía que transmite mucha esperanza y a la gente le encantó”, explicó por correo a Revista Dominical .

Por otro lado, rememora el beso más curioso con el que se ha encontrado hasta ahora: el de dos caballos besándose a pocos metros de la histórica y famosa Puerta de Brandenburgo, en Berlín .

Un duro reto

La estadía de Ignacio en cada ciudad depende únicamente de cuándo logre sumar 100 besos. Si sucede en semanas o meses es indiferente para él. Las experiencias en cada nación resultan un reto nuevo, a menudo nada fácil, explica.

La misión se complica debido a que sus retratados no son modelos y los besos frente a cámaras no son producidos ni programados, sino que ocurren de forma espontánea; él solo se topa con ellos, contó. {^SingleDocumentControl|(AliasPath)/2013-06-02/RevistaDominical/Articulos/RD02-BESOS/RD02-BESOS-quote|(ClassName)gsi.gn3quote|(Transformation)gsi.gn3quote.RevistaDominicalQuoteSinExpandir^} “Todo cambia: el paisaje, las calles, el clima, la cultura, el idioma, las costumbres, todo. Es un gran desafío fotografiar algo tan íntimo y delicado como lo es un beso en la calle. No es una tarea sencilla, todo lo contrario.

PUBLICIDAD

”En Nueva York están más acostumbrados a la fotografía callejera, en cambio en México no tanto; ahí la gente se besa muchísimo en la calle pero les da mucha verguenza la cámara. París es imponente, pero es muy difícil abordar a la gente. Londres es más frío y distante y Barcelona es especial porque las calles y sus esquinas se prestan enseguida para el romanticismo”, dice.

100 World Kisses se ha sostenido con donaciones de seguidores que incluso le ofrecen hospedaje o lo invitan a un nuevo país. Por ahora, el final de la idea no tiene fecha y, de hecho, Lehmann dice que recién empieza. Probablemente perdure mientras haya besos.

  • Comparta este artículo
Archivo

Besos por centenares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota