Archivo

Capacitación no militar de oficiales ticos en Comando Sur de EE. UU.

Berrocal: Arias acordó que militares entrenasen a policías

Actualizado el 06 de marzo de 2011 a las 12:00 am

Nobel de Paz temía críticas por conceder permiso, confirmó exministro Berrocal

Plan consistió en que el ministro pedía aval y al no obtener respuesta, procedíaVea aqui toda la información de WikiLeaks

Archivo

Berrocal: Arias acordó que militares entrenasen a policías

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

94848800698290210
Fernando Berrocal
                         El entonces embajador de Estados Unidos, Mark Langdale, se reunió el 14 de marzo del 2007 con el presidente Óscar Arias Sánchez  para conocer los avances en la aprobación del Tratado de Libre Comercio. | ARCHIVO
ampliar
El entonces embajador de Estados Unidos, Mark Langdale, se reunió el 14 de marzo del 2007 con el presidente Óscar Arias Sánchez para conocer los avances en la aprobación del Tratado de Libre Comercio. | ARCHIVO

En diciembre del 2007 el presidente Óscar Arias acordó una estrategia con el ministro de Seguridad, Fernando Berrocal, para mantener el entrenamiento de policías costarricenses en una academia del Comando Sur de EE. UU. sin afectar la imagen pública del premio Nobel de la Paz.

Así lo reconoció este viernes a La Nación el exministro de Seguridad, Fernando Berrocal.

La estrategia consistió en generar un silencio positivo entre la Presidencia y el Ministerio de Seguridad Pública para que legalmente se interpretara como una autorización tácita.

Para ello, Berrocal escribió una carta a Arias solicitando mantener el entrenamiento de los policías costarricenses en el Comando Sur, el Presidente no respondió la misiva y su silencio se interpretó como un consentimiento a la petición.

Este plan fue relatado el 20 de diciembre del 2007, en un cable confidencial escrito por el entonces consejero político de la Embajada de EE. UU., Peter Brennan, y revelado ahora por WikiLeaks.

El exministro Berrocal confirmó la veracidad del cable y señaló que la estrategia del silencio positivo se ideó para evitar las críticas a que un premio Nobel de la Paz, figurase autorizando la capacitación de policías en academias del Comando Sur de EE. UU.

“El Presidente (Arias) estaba también sometido a presiones, él es un premio Nobel de la Paz y tenía responsabilidades y había una serie de organizaciones en los Estados Unidos y organizaciones internacionales que decían que nosotros no debíamos tener ese tipo de entrenamiento y, efectivamente, yo convine con el Presidente (Arias) que yo asumía toda la responsabilidad”, reveló Berrocal.

Ayer se intentó obtener la versión del expresidente Arias Sánchez (2006-2010), pero no devolvió las llamadas y los recados que se dejaron en su casa de habitación.

Por su parte, la Embajada de EE. UU. emitió una declaración en la que, en parte, dijo: “El Departamento de Estado no hace comentarios sobre materiales, incluyendo documentos clasificados, que se hayan podido filtrar”.

La Escuela de las Américas. El problema comenzó en mayo del 2007, cuando activistas estadounidenses por los derechos humanos criticaron a Arias por enviar policías a capacitarse en el Western Hemisphere Institute for Security Cooperation (WHISC).

PUBLICIDAD

El uso de esta academia para entrenar a policías costarricenses era previo a la administración de Óscar Arias, pero los activistas le cuestionaron que la mantuviera como una opción.

El WHISC es una academia del Comando Sur de EE. UU. que sucedió a la Escuela de las Américas, donde se entrenaba a militares latinoamericanos en técnicas de tortura y desestabilización política.

Arias reaccionó a las críticas declarando a la prensa en mayo del 2007 que, “cuando terminen los cursos de los tres miembros de la seguridad pública (que estudiaban en el WHISC en ese momento), no vamos a mandar más”.

Los cables revelados ahora señalan que, luego de esa declaración de Arias, la Embajada de EE. UU. organizó lo que ellos calificaron como un “persistente cabildeo” para revertir la decisión presidencial.

Según escribió el consejero político Brennan, también existían presiones internas, de funcionarios del Ministerio de Seguridad que pedían a Berrocal “permitir que estudiantes costarricenses escogidos asistieran a cursos de WHISC, ‘discretamente’, pese a la decisión del Presidente”.

En un cable confidencial, fechado en noviembre del 2007, Brennan señalaba que, como resultado de estas presiones y para autorizar nuevamente el envío de policías al WHISC, “Arias encargó a Berrocal encontrar una solución que no menoscabara sus bien conocidas credenciales sobre desmilitarización y derechos humanos”.

El diplomático terminaba sus comentarios señalando que era necesario encontrar una solución rápida, “dado que Berrocal nos dijo de sus planes (que aún no ha hecho públicos) para dejar el Ministerio en algún momento entre enero y mayo del año próximo. Brennan”.

Berrocal confirmó este viernes que, en esa época, adelantó a los diplomáticos su intención de renunciar al Ministerio de Seguridad.

Como parte de la estrategia, Berrocal pidió al embajador Mark Langdale que le escribiera una carta detallando las consecuencias de cesar los entrenamientos.

Según los cables, Langdale cumplió el pedido y señaló que la decisión de Arias representaba una pérdida de cooperación valorada en $1,2 millones y argumentó que “cualquier dicotomía entre cursos ‘aceptables’ e ‘inaceptables’ era inapropiada e injustificada”.

Berrocal viajó en noviembre del 2007 a conocer las instalaciones de WHISC en Fort Benning, Georgia, EE. UU. y a su regreso envió la carta acordada con el Presidente.

PUBLICIDAD

En su misiva, dice el cable, Berrocal habría recomendado mantener un plan de entrenamiento en WHISC para que policías costarricenses tuvieran capacitación antinarcóticos y antiterrorismo.

El 20 de diciembre del 2007, Brenan escribía el final de la historia, “en seguimiento al plan que Berrocal nos esbozó después de su visita a Fort Benning en noviembre, el presidente Arias no responderá a esta carta y su silencio se interpretará como consentimiento. Berrocal autorizará entonces la reanudación del entrenamiento no militar irrestricto para policías costarricenses en WHISC”.

Aplicación interactiva con los cables en cifras

  • Comparta este artículo
Archivo

Berrocal: Arias acordó que militares entrenasen a policías

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota