Archivo

Banhvi investiga casos en Parrita

Regidor revela alquiler de casas cedidas tras desastres

Actualizado el 03 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Nelson Masís, del PLN, cuestiona uso de viviendas dadas tras inundaciones

Familias deben esperar 10 años antes de vender o alquilar inmuebles

Archivo

Regidor revela alquiler de casas cedidas tras desastres

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En la urbanización Valladolid hay más de 100 casas. Esta foto del sitio es con fin ilustrativo; quienes aparecen no están ligados al tema. | MARIO GUEVARA.

Mario Guevara

Parrita. Vecinos de este cantón, favorecidos con el bono de vivienda debido a los daños que les causaron desastres naturales, alquilan las casas que se les fueron otorgadas hace unos pocos años.

La denuncia la realizó uno de los cinco regidores del Consejo Municipal de Parrita, Nelson Masís Campos, de Liberación Nacional.

Él tramita un informe para remitirlo a la junta directiva del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) y el Ministerio de Vivienda.

Según él regidor, en los últimos 10 años se han desarrollado proyectos de casas de bienestar social como Los Reformadores, Los Sueños, Las Lomas y, más recientemente, la urbanización Valladolid.

Estas iniciativas de vivienda nacieron a raíz de las múltiples emergencias por inundaciones que han afectado el cantón y que dejaron a decenas de familias sin techo.

Masís explicó que entidades bancarias y financieras llevaron a cabo estudios para identificar a los grupos familiares que carecen de recursos, en especial aquellos que resultaron damnificados debido a factores climatológicos.

“Este beneficio se brindó para que esas familias tuvieran un lugar donde vivir. Lo que pasa es que muchas, después de que se les otorga la vivienda, la alquilan luego de vivir un tiempo prudencial ahí. Si se les da una casa es porque la necesitan; no es para que la alquilen”, consideró el regidor.

Para el funcionario es inconcebible que ese beneficio se convierta “en un instrumento para lucrar”.

“Si es pagado por nosotros, los costarricenses... Hay un grupo de personas que están transformando el uso de esos bienes, cosa que tiene muy molestas a las autoridades de la región. Es una práctica muy frecuente”, puntualizó.

Una vecina de la urbanización Valladolid, quien pidió reserva sobre su identidad para no tener problemas con los vecinos, contó que beneficiarios que recibieron de manos de la propia mandataria Laura Chinchilla los bonos, el año pasado, hoy alquilan los inmuebles.

“Esto todo el mundo lo sabe y nadie se atreve a denunciarlo”, dijo.

Pesquisa. Rónald Espinoza, de la Unidad de Comunicaciones del Banhvi, explicó que el proceso para escoger a las personas que recibirán el beneficio corre por cuenta de los bancos acreditados para tramitar los bonos de vivienda.

PUBLICIDAD

Entre estos figuran la Mutual Alajuela, el Banco Nacional y el Banco de Costa Rica.

Esas entidades tramitan el otorgamiento previo estudio de ingresos. A un trabajador social le corresponde llevar a cabo entrevistas para verificar si la familia cumple con los requisitos para ser acreedora del bono de vivienda.

“Hay casos muy específicos donde los mismos beneficiarios piden permiso, por varias razones, para alquilar la casa, entre estas oportunidades de trabajo fuera de la zona”, explicó Espinoza.

Uno de estos casos es el de una mujer que sufrió un accidente cerca del río Parrita en el que resultó herida de gravedad.

Ante la muerte de su madre, la afectada se trasladó con sus hijos a la casa de su padre. De ahí que tuvo que alquilar el inmueble.

Espinoza indicó que, en muchos de estos casos, el Banhvi tiene conocimiento; en otros no.

“Legalmente, los beneficiarios deben esperar 10 años para alquilar o vender la casa. En su defecto, si tuvieran que venderla antes de ese plazo, deben reintegrar al Banhvi lo invertido en la casa”, comentó el portavoz del Banco.

El funcionario reconoció que el proceso para investigar la lista de personas que será aportada por el regidor Masís es muy engorroso, pues en cierto modo no se cuenta con una herramienta óptima para verificar los datos que las personas aportan a los bancos.

Aún así, el Banhvi se comprometió a verificar si existen irregularidades en Parrita.

  • Comparta este artículo
Archivo

Regidor revela alquiler de casas cedidas tras desastres

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota