Archivo

Serguéi Filin fue rociado con ácido

Ataque a director del Bolshói reaviva historias de rivalidades en teatro

Actualizado el 22 de enero de 2013 a las 12:00 am

Hechos terribles Tragedia del coreógrafo se suma a una lista de venganzas que van desde alfileres en el vestuario a gatos muertos en escena

Archivo

Ataque a director del Bolshói reaviva historias de rivalidades en teatro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Como si se tratara de una película de terror, la madrugada del viernes, en un parqueo, en Rusia, el coreógrafo Serguéi Filin , director del Ballet del Teatro Bolshói de Moscú , fue rociado con ácido en su rostro; un hecho que le produjo severas quemaduras en la piel y ojos.

El hecho tiene varias hipótesis, una de ellas es la venganza, pues en manos del artista recaía la responsabilidad de determinar los papeles de las obras y el pago que se le da a cada artista.

“Serguéi siempre estuvo amenazado, desde que asumió el cargo. Antes de su llegada, sus predecesores también eran presionados. Nunca habíamos pensado que la guerra por los papeles pudiera llegar a esos extremos criminales”, lamentó la jefa de prensa del Bolshói, Katerina Nóvikova.

Con esta desgracia, se han reavivado historias de rivalidades de la compañía que datan de cientos de años. Según The New York Times, los rumores que han pasado de generación en generación cuentan que años atrás era usual la inserción de alfileres en el vestuario de los primero bailarines y de vidrios quebrados en las zapatillas.

Los más insólitos reseñan el lanzamiento de un gato muerto al escenario y la activación de un reloj despertador en una escena que requería gran concentración.

Lo cierto del caso es que la adoración que le rinden los rusos al ballet desata también sus más bajas pasiones.

El historiador del ballet , Vadim Gaievski recordó a la AFP que en la época soviética la famosa bailarina Galina Ulanova recibió una carta en la que la amenazaban con romperle las piernas.

Filin bailó en el Bolshói desde 1998 antes de convertirse, en el 2008, en el director artístico del Stanislavski y Nemirovich-Danchenko, que convirtió en uno de los escenarios más prestigiosos de Rusia.

En marzo del 2011, este padre de tres hijos sustituyó en el cargo de director artístico del Bolshói a Yuri Burlaka.

Otro candidato a este puesto, Guennadi Yanin que renunció y dimitió del ballet del Bolshói tras la difusión en Internet de fotografías pornográficas, que supuestamente fueron robadas de su cuenta.

Dolor. El ataque contra Serguéi Filin impactó el mundo del ballet , pero no lo sorprendió.

PUBLICIDAD

“Estamos impactados y estremecidos. Es un crimen salvaje”, declaró la bailarina estrella del Bolshói, Svetlana Zajarova, durante una rueda de prensa.

Por su parte, Boris Akimov, exdirector artístico del teatro, subrayó que este puesto era difícil.

“El director artístico toma decisiones muy importantes sobre los artistas”, declaró a la emisora de radio Eco de Moscú, una exbailarina del Bolshói, Anastasia Volochkova, quien subrayó la crueldad del mundo del ballet .

“Hay una lucha terrible por los papeles, por un ascenso”, explicó.

En tanto, en el sitio de Internet de la compañía cuelga un mensaje firmado por los directivos del teatro que condena lo sucedido.

Además, aseguran en ese comunicado que el crimen no se quedará impune y que no se descansará hasta encontrar a los culpables.

“Esperamos que Serguéi vuelva pronto al trabajo. Lo estamos esperando”, escribieron.

  • Comparta este artículo
Archivo

Ataque a director del Bolshói reaviva historias de rivalidades en teatro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota