Archivo

Asamblea inicia deliberaciones con división sobre su reglamento

Actualizado el 15 de agosto de 2006 a las 12:00 am

Archivo

Asamblea inicia deliberaciones con división sobre su reglamento

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Raúl Cortés

La Paz, 15 ago (EFE).- La Asamblea Constituyente de Bolivia comenzó hoy sus deliberaciones en Sucre, con una fuerte división entre sus integrantes sobre el reglamento con el que trabajarán para aprobar una nueva Carta Magna en un plazo máximo de un año.

La primera sesión de debate de los 255 constituyentes elegidos el pasado 2 de julio en las urnas fue inaugurada en el Teatro Gran Mariscal de la capital oficial de Bolivia, pasadas las 19.00 horas locales (23.00 gmt), con más de una hora de retraso y después de un apagón causado por las fuertes lluvias registradas en Sucre.

El rector de la Universidad San Francisco Xavier, Jaime Barrón, hizo la entrega formal del escenario de discusiones a los asambleístas en presencia de la alcaldesa sucrense, Aydeé Nava.

La dirigente campesina y representante del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) Silvia Lazarte dirigió la sesión como presidenta de la asamblea, al frente de una mesa directiva formada por once miembros.

Mientras, en la platea del teatro se echó en falta a alrededor de veinte constituyentes que no participaron por motivos desconocidos.

El pasado seis de agosto, Lazarte encabezó la instalación de este foro de debate constitucional junto al mandatario del país, el socialista Evo Morales, que fue el que la propuso para el cargo, según versiones periodísticas.

El intercambio de opiniones inicial estuvo centrado en concretar la norma de funcionamiento que regirá las labores de los constituyentes y, especialmente, en definir el controvertido apartado del porcentaje de votos necesarios para aprobar una nueva Constitución.

Según la ley de convocatoria a la asamblea, aprobada en marzo pasado, la nueva Carta Magna deberá ser sancionada "con dos tercios de votos" de los asambleístas.

El pasado domingo, Morales indicó que "la nueva Constitución Política del Estado debe ser aprobada, no con dos tercios ni con simple mayoría, sino con mayoría absoluta", en contra de lo que dispone la norma.

No obstante, varios representantes del MAS han aclarado que la posición del partido es respetar los dos tercios para la votación final y que la mayoría absoluta rija solamente para aprobar los diferentes artículos del texto constitucional.

PUBLICIDAD

La fuerza socialista posee 137 constituyentes, lo que le da esa mayoría, pero está a 33 votos de conseguir los dos tercios (170) con los que Morales pretender "refundar Bolivia" en favor de los pueblos indígenas.

Frente a esta propuesta, varios grupos encabezados por la agrupación conservadora Poder Democrático y Social (Podemos) exigen que todo lo que se discuta, para ser aprobado, debe contar con el respaldo de dos tercios de los constituyentes.

El senador de Podemos Carlos Worth sostuvo hoy, horas antes del inicio del debate, que "las reformas a la constitución se aprueban, como cualquier otro texto legal, en grande y en detalle".

"No tiene sentido pensar que en grande pueda aprobarse por dos tercios y luego en detalle por mayoría absoluta", agregó.

El también senador Antonio Peredo, del MAS, sostuvo que, con ese plan, los miembros de Podemos "están tratando por todos los medios de empantanar la Asamblea Constituyente".

Silvia Lazarte no se pronunció sobre esa cuestión, aunque explicó que existen tres proyectos de reglamento: uno del MAS, otro de Podemos y otro de una fuerza política menor.

Lazarte reveló que la directiva tiene en sus manos seis propuestas de Constitución.

Otro de los temas que amenaza con generar graves confrontaciones en el seno de la asamblea es la sugerencia del presidente Morales de darle a ese órgano "todos los poderes", incluso por encima del Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.

Este proyecto difiere de la ley de convocatoria, que señala que "la Asamblea Constituyente no interferirá el trabajo de los poderes constituidos, los que seguirán ejerciendo sus funciones constitucionales de manera sostenida".

Por esta razón, por su postura sobre el reglamento y por otra sugerencia suya para que los movimientos sociales controlen en las calles de Sucre las tareas de los asambleístas, la oposición ha acusado a Morales de autoritarismo. EFE

rac/ar

  • Comparta este artículo
Archivo

Asamblea inicia deliberaciones con división sobre su reglamento

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota