Archivo

La Asamblea Legislativa cometió un error

Actualizado el 19 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

La decisión de destituir al magistrado Cruz es una tragedia para el Poder Judicial

Archivo

La Asamblea Legislativa cometió un error

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

No pretendo discutir el poder jurídico bajo cual se ha fundado la destitución del magistrado Fernando Cruz. Hoy he recibido esa triste noticia para quienes lo conocimos, para quienes fuimos y somos sus colegas, para quienes lo apreciamos como juez, como jurista y como persona.

Estoy alejado del mundillo judicial y político de Costa Rica, pero apenas puedo imaginar que la noticia es seria y proviene de los señores diputados; no puedo tan siquiera intuir la causa que provocó tan drástica decisión.

Solo quiero decir, dominado por mi tristeza y en homenaje a quien ha sido y aún es mi amigo, que él dedicó su vida al Poder Judicial costarricense y lo hizo con honestidad, con sapiencia, con valentía y con honor.

Lo conocí hace mucho, allá por la década de los 80, como jefe de los fiscales costarricenses y allí también lo vi sufrir un alejamiento prematuro, dada la demostración de independencia de criterio con la que siguió una investigación que, de alguna manera, no convenía al poder político imperante.

Lo seguí como juez y como magistrado durante toda su carrera judicial intachable, plena de afirmación de valores tales como la consagración de los derechos humanos y la independencia e imparcialidad judiciales.

Lo aprecié como docente, lleno de sapiencia cuando fuimos colegas impartiendo enseñanzas de Derecho Penal y Procesal Penal para graduados, y hasta lo valoré como adversario cuando, alguna vez, discutimos y argumentamos de modo diferente.

Como dije, no conozco ni puedo intuir la causa de su destitución, si es que ella, en verdad, existe, pero estoy casi seguro de que la honorable Asamblea Legislativa ha cometido un error que, de no ser reparado velozmente, constituirá una tragedia no solo para ella misma, sino también para todo el Poder Judicial costarricense, que, como alguna vez lo expresé, goza en la América toda, casi por excepción, de los mejores pergaminos que se pueda desear, pergaminos que merece, entre otras razones, por incluir a Fernando Cruz entre sus miembros.

  • Comparta este artículo
Archivo

La Asamblea Legislativa cometió un error

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota