Archivo

Patología es más común de lo que se reconoce

¿Ansiedad o pánico por olvidar el celular? Sí, es un mal común

Actualizado el 11 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Tecnología influye en hábitos y favorece la dependencia de la gente al celular

Expertos aconsejan apagarlo al dormir y disminuir gradualmente su uso

Archivo

¿Ansiedad o pánico por olvidar el celular? Sí, es un mal común

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Le provoca ansiedad dejar el celular en casa, quedarse sin saldo, sin batería o fuera del área de cobertura? Si es así, usted podría estar en presencia de la nomofobia .

El término viene de no mobile phobia o fobia a no tener acceso al celular. Este se caracteriza por causar ansiedad y hasta pánico. En algunos casos, se aplica también para usuarios de tabletas electrónicas y computadoras.

El estudio Nomophobia: Dependency on virtual environments or social phobia?, publicado en la revista Computers in Human Behavior, señala el incremento de las nuevas tecnologías y las facilidades de la comunicación virtual, como responsables de que las personas modifiquen rutinas y se vuelvan dependientes de ellos.

Esa importancia adquirida por los dispositivos móviles la reconoce Antonio Chaves, quien trabaja en seguridad personal y es un asiduo usuario de su celular.

Él asegura que olvidar el teléfono en casa le genera “un sentimiento de frustración, porque en él tengo muchas cosas importantes para realizar mi trabajo”.

Y, aunque confiesa que se ha bajado del bus para ir a buscar su celular, él dice que en vacaciones trata de desconectarse, pero antes les avisa a sus familiares. “Una vez me pasó que hasta me fueron a buscar a los hospitales porque no sabían nada de mí”.

Para el informático y bloguero Jesús Torres, el celular se ha vuelto imprescindible, sobre todo para usuarios duros como él que utilizan el dispositivo para algo más que llamadas y mensajes de texto.

El joven recordó una ocasión en que la Internet celular no funcionaba y a todos les “causó estrés no poder entrar a Twitter para saber qué estaba pasando”. Además, estima que situaciones como estas generan una sensación de que “hace falta algo” o ansiedad.

Pese a reconocer que no debería ser así, Torres agregó: “Considero parte de las personas el apegarnos a todo lo que se vuelve nuestra zona de confort y aunque no necesariamente es sano, me parece que es normal”.

Para algunos como el universitario José Gutiérrez, su celular se ha convertido en algo necesario, pues agrupa muchas funciones: agenda, reproductor, cámara, e incluso asegura que le ayuda a mantener su vínculo familiar: “Mi hermano está en Japón y mi hermana en Alemania. Mis otras hermanas sí están acá, pero, para hablar, nosotros, por así decirlo en familia, es por WhatsApp ”.

PUBLICIDAD

A pesar de que el teléfono móvil se ha convertido en una herramienta útil, hay quienes experimentan males físicos y psíquicos, como sudoración, irritabilidad, ataques de pánico y ansiedad cuando no lo tienen cerca.

En esos casos, el Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) , con sede en Argentina, aconseja prestar atención pues podrían volverse más graves. Por eso, recomiendan apagar el teléfono mientras se come, desprenderse del celular poco a poco durante el día y apagarlo por las noches antes de dormir.

  • Comparta este artículo
Archivo

¿Ansiedad o pánico por olvidar el celular? Sí, es un mal común

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Monserrath Vargas L.

movargas@nacion.com

Periodista de ciencia y tecnología

Redactora en la sección de Aldea Global de La Nación. Periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre ciencia y tecnología.

Ver comentarios
Regresar a la nota