Archivo

Anomia

Actualizado el 19 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Anomia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una cosa es anomia y otra, anemia. Conviene explicitar porque, síntoma precisamente de la anomia que nos invade, todo el mundo empieza a hablar en más o menos... y respecto del escribir... ni hablar.

Por sus raíces griegas, anomia es 1. “ausencia de ley.” 2. f. Psicol. y Sociol. “Conjunto de situaciones que derivan de la carencia de normas sociales o de su degradación”.

Abundan las leyes en el papel, pero no se viven como normas. La nueva ley de tránsito es papel mojado porque casi por ningún lado se ven policías del ramo. Una tarde, en plena avenida segunda de San Pedro de Montes de Infracciones, una señora hace una olímpica vuelta en “U”: como que la calle es ancha... y propia de ella.

Y no lejos, un hombre con un hábito de culto a la Virgen parquea su carro en toda la vereda del “Canal de Dios para Costa Rica”: el prójimo... no parece problema de él.

Por eso, interesa cómo el “Robert” define anomia, además, como “desaparición de valores comunes a un grupo”. ¡Hombre! Como que anomia y anemia no están tan alejadas: esa anémica observancia de la ley (la externa y la interna) produce la anomia que nos carcome como sociedad organizada...

  • Comparta este artículo
Archivo

Anomia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota