Archivo

Vida en la empresa

Álvaro Cedeño: Energías limpias

Actualizado el 09 de mayo de 2016 a las 12:00 am

Archivo

Álvaro Cedeño: Energías limpias

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jeffrey Sachs, en un artículo en este periódico, “Nuevas políticas para las energías limpias” (6 mayo 2016), después de plantear las dificultades para ejecutar las conclusiones de los acuerdos sobre cambio climático, concretamente sobre la migración hacia energías limpias, señala algo sobre lo cual conviene tomar una posición nacional.

Señala que un paso clave, es eliminar todas estas cuestiones de la política electoral a corto plazo. Los países deben considerar el establecimiento de agencias energéticas políticamente independientes con alta formación técnica. Por supuesto, las decisiones energéticas clave (como la implementación de energía nuclear o la construcción de una nueva red de transmisión) requerirán una intensa participación ciudadana, pero la implementación deben estar libres de un exceso de políticas partidarias y cabildeos.

La confluencia de intereses, y el músculo de los muchos interesados potenciales, le agregan sensatez a esa recomendación.

¿Cómo implementarla? El ICE de hace cincuenta años, hubiera sido ideal para constituir esa agencia. ¿Lo es hoy? Posiblemente convendría crear una tal agencia, extrayendo talento desde el ICE, así como se creó el Banco Central extrayéndolo del Banco Nacional. En cualquier caso, esa agencia no debería ser de ejecución sino de liderazgo estratégico y requerirá una innovadora evaluación de desempeño.

Pero el planteo de Sachs, es mucho más sugerente. Recuerda el tema de las políticas de estado, como una forma de sustraer algunos temas del bate bate electoral. Ahí estarían, en busca de esa figura de agencias con gran independencia política y gran talento, además del tema energético, temas como la seguridad social, la educación, y la sostenibilidad de la nación.

Este país se ha distinguido por la audacia con la cual, ha tomado decisiones que le han dado el perfil que hoy tiene. En una sociedad que se está volviendo más permeable, las soluciones pueden venir de políticos, expertos o grupos ciudadanos ad hoc. Hay que subir al monte, a donde no llegue la algarabía politiquera, diseñar propuestas de acuerdo, nítidas, ancladas en valores y en evidencias y bajar a buscar las energías limpias que estarían dispuestas a apoyarlas.

  • Comparta este artículo
Archivo

Álvaro Cedeño: Energías limpias

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota