Archivo

Farándula

¡Alto!

Actualizado el 11 de febrero de 2005 a las 12:00 am

No molesten a Calamaro

Abogado cree que es absurdo enjuiciar al roquero argentino Andrés Calamaro por decir, durante un concierto, que se fumaría un

Archivo

¡Alto!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La decisión de llevar a juicio al cantautor argentino Andrés Calamaro por haber alentado presuntamente el consumo de drogas en un concierto que dio hace más de diez años es un absurdo, consideró ayer el abogado del músico.

"Es kafkiano", señaló el letrado José Stefanuolo un día después de que se conociese la decisión de un tribunal de someter en abril próximo a un proceso oral y público al artista por haber dicho durante un concierto : "Me estoy sintiendo tan a gusto que me fumaría un porrito".

El fundador del grupo Los Rodríguez hizo esa manifestación el 19 de noviembre de 1994 ante más de cien mil jóvenes que celebraban el 112 aniversario de la fundación de La Plata, la capital de la provincia de Buenos Aires (Argentina).

Cinco días más tarde, un grupo de padres patrocinado por un abogado solicitó el procesamiento del artista ante la justicia federal al denunciar que sus dichos presuntamente constituían una instigación absoluta al consumo de las drogas.

En principio un juez sobreseyó el caso, pero esa resolución fue apelada por los denunciantes y en segunda instancia la Cámara Federal de Buenos Aires procesó al músico, que ha pasado los últimos años radicado en la Península Ibérica.

Los políticos se meten. Las últimas novedades sobre la causa tuvieron una amplia repercusión en los medios de prensa locales y ayer el diputado Eduardo García consideró que el juicio contra Calamaro demuestra la urgente necesidad de reformar la Ley de Estupefacientes.

El legislador, quien es autor de un proyecto de ley que propone la despenalización de la tenencia de estupefacientes para uso personal, indicó que la situación de Calamaro es un ejemplo cabal de la inversión de prioridades existente en la legislación.

El abogado del roquero no planea solicitar la prescripción de la causa, pedir la absolución de su cliente.

"La prescripción sería tal vez un premio consuelo porque la causa se extinguiría, pero yo sostengo desde el primer momento, y Andrés lo mismo, que no hubo delito", puntualizó el abogado José Stefanuolo.

Aclaró el abogado que la frase a partir de la cual se presentó la denuncia fue dicha por Andrés Calamaro como un elemento de comunicación con el público, como si dicen muchas frases que tienen que ver con la cultura hippie , como la muy conocida: sexo, droga y rock and roll.

  • Comparta este artículo
Archivo

¡Alto!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota