Archivo

La tribuna del idioma

Adopción de vocablos foráneos

Actualizado el 09 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Adopción de vocablos foráneos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La adopción o préstamo de vocablos de allende nuestras fronteras linguísticas es un proceso normal, sano y necesario en cualquier idioma. La lengua española abunda en voces tomadas –a lo largo de siglos de evolución– de los idiomas vecinos: francés, inglés, italiano, portugués, alemán' Sin embargo, siempre hemos pensado que, para que una adopción o préstamo linguístico puedan considerarse legítimos, son precisas dos condiciones: necesidad y/o uso generalizado. Es decir, que el propio idioma carezca del término preciso que exprese determinado concepto o fenómeno y, al mismo tiempo, que el pueblo –principal actor del drama linguístico– confirme con su uso generalizado la aceptación del vocablo foráneo.

Veamos un ejemplo. El castellano carecía de un término que expresara ese complejo de creencias, costumbres, tradiciones, rasgos culturales y artísticos de una determinada comunidad. Se recurrió entonces al vocablo inglés folklore (de folk “gente” y lore “saber, aprendizaje”), que la Academia adoptó oficialmente en las formas folclor o folklor y folclore o folklore (más usual y recomendable con c por ser una grafía más normal de nuestro idioma).

Otro caso de moderna adopción, por parte de la RAE, de un término inglés es estrés , proveniente de stress “acento, énfasis, tensión”, voz que ya en su forma original ánglica tenía amplio uso en la jerga médica y aun en un nivel semiculto.

Creo que fue una buena decisión académica (también se registró en el DRAE estresar y estresante ) por cuanto el castellano carecía de un término sencillo que reflejara (como el stress inglés) esa compleja situación psicosomática producto de la tensión y preocupaciones de la vida moderna.

Naturalmente –tal es la política actual de la Real Academia Española– se remodeló la estructura del vocablo inglés mediante la aplicación de un doble metaplasmo: apócope (eliminación de la última s ) y prótesis (adición de una e inicial).

Continuaré próximamente con este mismo tema.

  • Comparta este artículo
Archivo

Adopción de vocablos foráneos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota