Archivo

Acusaciones injustas e infundadas

Actualizado el 07 de mayo de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Acusaciones injustas e infundadas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En respuesta a las denuncias del TSE difundidas por este medio: para la precampaña anterior, estuve apoyando la tendencia de doña Laura Chinchilla, mientras que el doctor Aiza Campos, encabezaba en Nicoya la tendencia de don Johnny Araya. Doña Laura obtuvo la candidatura presidencial, y el doctor Luis Antonio Aiza, obtuvo la candidatura a diputado. A mí me habían designado como tesorera, pero, al provenir de otra tendencia, nunca entré en funciones.

De hecho, no participé en actividad electoral de ninguna índole, no giré cheques, recibos, ni tramité pagos ni compromisos, no tuve frente a mí contratos de vehículos, de alquileres de locales, ni de nada que tuviera relación con esa campaña y sus gastos; con solo decir que únicamente me presenté por mis medios a emitir el voto el día de las elecciones.

Me ha sorprendido que el TSE ventile mi nombre como una delincuente sin ni siquiera figurar en ningún documento contable, ni haber ejercido como tesorera local. Esto realmente me tiene indignada, porque es comprensible que, al ser contadora pública autorizada con oficina instalada en el centro de Nicoya, sea favorecida por una selecta y numerosa clientela que confía en mí sus asuntos contables.

Es así, que con esta publicación mediática, el daño que se me ha causado resulta ser superlativo y de difícil o imposible reparación y deseo hacer todo lo que esté a mi alcance para limpiar mi nombre, incólume e inmaculado hasta la fecha, gracias a Dios y a mis padres que me supieron criar, con valores, convicciones y temor a Dios.

Esa es la razón por la que he instruido a mi abogado, el Lic. Rafael Ángel Guillén Elizondo, para que, al amparo de nuestro ordenamiento jurídico, haga todo lo que sea pertinente para sentar las responsabilidades correspondientes, sin miramiento alguno de personas o instituciones que resulten ser responsables.

  • Comparta este artículo
Archivo

Acusaciones injustas e infundadas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota