Archivo

Vida en empresa

Acción de gracias

Actualizado el 19 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Acción de gracias

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Para los estadounidenses, el próximo jueves es Día de Acción de Gracias. Sana costumbre esta de ser agradecido porque nos ubica como seres dependientes y con limitaciones.

El agradecimiento parte de un reconocimiento de la bondad o funcionalidad de lo que se ha recibido. La forma en que nuestro cuerpo nos pone en relación con personas y objetos; la forma como nos permite expresarnos e intervenir en el entorno, son maravillosas. Lo que somos capaces de hacer con la mente: entender, juzgar, criticar, aceptar, rechazar, da como para pasarnos la vida ocupados y divertidos en el ejercicio. Y ese motor de la voluntad que tantas veces, en tantas circunstancias, nos lleva a decir ahora yo elijo esto o lo otro, lo cual nos permite ejercer nuestra libertad. Y la dicha de dar y recibir afectos que de tal manera transforma hasta nuestra fisiología.

Contemplemos también los servicios que nuestra forma de organización social nos hace disponibles: hay seguridad jurídica, un sistema de intercambio de bienes y servicios, agua potable, electricidad, disposición casi infinita de información, comunicación, educación, seguridad, recuperación de la salud.

Podríamos vivir en una sociedad convulsa, peligrosa, profundamente subdesarrollada, pero afortunadamente vivimos en esta otra.

Y valoremos lo que la naturaleza nos provee: un territorio plácido y fecundo, un clima muy saludable, una belleza ambiente que nos recrea. Como nos re-crean y desarrollan las dificultades y obstáculos.

El agradecimiento, en contraste con la indiferencia, es un movimiento del espíritu que pugna por manifestarse. Pero su manifestación en dar gracias, a veces no agota la energía movilizada. Queda activa la necesidad de hacer más. Es entonces cuando muchas personas se dicen a sí mismas que puesto que han recibido tanto, quieren dar y darse a otros. Es el impulso que lleva a algunos a excederse en esmero, en solidaridad, en cordialidad para con los demás.

Unos encuentran destinatario para su agradecimiento. Otros no. Que no encontrarlo, no nos prive de los beneficios de ser agradecidos.

  • Comparta este artículo
Archivo

Acción de gracias

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota