| Concierto será el viernes 12 de abril, en el estadio Ricardo Saprissa

Abril traerá de vuelta a Silvio Rodríguez

Luego de 23 años de ausencia en los escenarios nacionales, una de las piedras angulares de la nueva trova cubana regresará a suelo costarricense en un concierto producido por Ariel Rivas Entertainment y Evenpro

Últimas noticias

Las empresas Ariel Rivas Entertainment y Evenpro están a pocos meses de llenar un vacío para el público costarricense, cuando el cantautor cubano Silvio Rodríguez envuelva con su música a la gente en el estadio Ricardo Saprissa, en Tibás.

Ambas productoras confirmaron que el legendario y respetado músico estará tocando en Costa Rica el viernes 12 de abril, en una de las tres fechas que conforman el actual ciclo de conciertos suyos, que también incluye a Perú y Bolivia.

Más de dos décadas han pasado desde la única vez que el cantante se presentó en Costa Rica. Durante esta ausencia, los fanáticos locales de su obra se tragaron una serie de rumores infundados de conciertos suyos que nunca sucedieron.

Con este anuncio, y aunado a los de Maná, el Rock Fest y uno más por confirmar, Evenpro augura que el primer cuatrimestre del 2013 estará matizado por música latina, mientras los meses posteriores serán para esperados conciertos de artistas anglosajones.

Silvio Rodríguez arribará a Costa Rica con un equipo de alrededor de 25 personas, de las cuales ocho son músicos que lo acompañarán en el escenario que se ubicará en el Saprissa.

Entre esos músicos, destacan la flautista y clarinetista Niurka González, el baterista Oliver Valdés y el Trío Trovarroco, parte de quienes lo acompañan en la tarima desde hace años.

Andrés Guanipa, director general de Evenpro, le comentó vía telefónica a Viva que Silvio Rodríguez “se preocupa más por la música que por lo estético”.

Sin embargo, sí aseguró que van a hacer “una propuesta de stage llamativa, con pantallas de LED, para que todo el mundo lo vea bien”.

“Es un concierto donde la gente va a ir a escuchar, más que a ver, y él siempre genera un ambiente íntimo. La gente se siente con él”, contó Guanipa, apuntando al antecedente de la última gira del trovador, en la cual convocó a 35.000 personas al Estadio Monumental de Chile.

Durante ese pequeño conglomerado de conciertos, Silvio Rodríguez también viajó a Argentina y Uruguay, pero fue Chile el que se dejó otro de los recuerdos más latentes, pues también cantó frente a más de 70.000 personas, en el marco del centenario del Partido Comunista de ese país.

Una réplica a escala de esos espectáculos es lo que espera lograr Guanipa en Costa Rica, aspirando meter a 25.000 personas al estadio.

“Sabemos que en Costa Rica Silvio tiene muchísima cantidad de seguidores... Y hace muchos años estamos esperando hacer este show ”, dijo el productor al referirse a que el cantautor gira muy poco y es muy difícil contratarlo.

Los boletos para asistir al recital saldrán a la venta el lunes 4 de febrero por medio de Specialticket , y costarán entre ¢17.000 y ¢58.000.

Ocho áreas se pondrán a disposición de los espectadores: general, sombra, platea, gramilla, palco, vip y Golden Box (ubicada en las dos franjas centrales de la gramilla, frente al escenario).

Un grande. Silvio Rodríguez Domínguez nació en 1946.

Llegó al dibujo y, de rebote, cayó en la música, cuando escribió, en 1962, su primera canción, llamada El rock de los fantasmas .

Luego de recibir clases de piano, fue llamado por el servicio militar a que se uniera en sus filas. Igual, con la curiosidad como valor, continuó jugando con la guitarra y acomodando acordes, teniendo una maleta de canciones en poco tiempo.

En 1967, luego de que lo dejaran salir del servicio, cantó en un programa televisivo, y así fue como despegó oficialmente su carrera.

Rápido se convirtió en uno de los líderes del movimiento cultural de la nueva trova cubana, junto a otros titanes como Pablo Milanés y Noel Nicola. Esa fue una movida musical que surgió al lado de la Revolución Cubana, con temáticas recostadas a la izquierda.

No fue hasta 1975 cuando editó su primer disco en solitario, Días y flores , todo compuesto por él.

Dieciséis álbumes le han sucedido a ese debut y su nombre figura en la autoría de cientos de canciones que le han dado vuelta al mundo, cautivando especialmente a Latinoamérica, por su mensaje e ideología.

En 1978, viajó a Estados Unidos a actuar junto a Pete Seeger, y volvió en 1980, con Pablo Milanés, a dar un concierto que sería su último en ese país por los siguientes 30 años, pues alega que le negaban la visa.

Unicornio , su quinto disco, salió en 1982 e incluye la canción del mismo nombre, aquella que todos creen que se llama Unicornio azul y que es su tema más popular.

El álbum tenía la particularidad de contar con una orquesta de instrumentos de cuerda, la cual elevó todavía más su música.

La discografía continuó añadiendo elementos, y las giras e invitaciones al exterior eran cosa de todos los días.

Vinieron también colaboraciones significativas, producto de su consagración en el mercado musical; cantó junto a Luis Eduardo Aute, Víctor Heredia, León Gieco y Piero, entre muchos otros.

En los años 90, presentó su primera trilogía de discos, con Silvio , de 1992; Rodríguez , de 1994, y Domínguez , de 1996; y con el álbum de canciones suprimidas, Descartes , de 1998, como bono.

En medio de esos discos, fue elegido como diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, puesto que ocupó durante 15 años.

A finales de los años 90 fue nombrado el mejor compositor cubano del siglo XX y el mejor cantautor hispanoamericano de la segunda mitad del siglo.

En los 2000 retoma su carrera discográfica, con lanzamientos como Expedición , Cita con ángeles y Érase que se era .

Siempre ligando su música a sus acciones, en el 2008, se juntó a otros artistas, músicos y escritores cubanos, y recorrió prisiones para cantarle a más de 40.000 privados de libertad.

En el 2010, retoma la idea, pero haciendo recorridos periódicos por los barrios más necesitados de La Habana, una aventura que al día de hoy continúa, y por la que ganó el Premio del Barrio, otorgado por los Comités de Defensa de la Revolución.

Segunda cita , su más reciente disco, fue publicado en el 2010, con letras que retratan la realidad cubana, al contrario de su anterior lanzamiento, en el cual habló de fenómenos más globales.

Silvio Rodríguez también ha escrito seis libros editados en Cuba y España.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Abril traerá de vuelta a Silvio Rodríguez