Archivo

La muestra se inaugura el 7 de mayo

ABBA será pieza de museo en Suecia

Actualizado el 18 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Galería en Estocolmo reunirá objetos relativos a las canciones, las letras, el vestuario, los musicales y el material videográfico de la mítica banda del 70 y 80

Archivo

ABBA será pieza de museo en Suecia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Desde su juventud, Susanne Zachrisson es una ferviente fanática de ABBA, el exitoso y mítico cuarteto pop, ícono de la historia de la música, que conquistó al mundo desde su apogeo en los años 70.

Ella vive en Gotemburgo, Suecia, en la costa oeste, a 500 km de la capital, Estocolmo, y no deja de seguirlo con devoción y nostalgia.

“Estoy completamente enamorada de ABBA desde 1974, en el año que ganaron el premio del festival de Eurovisión con la canción Waterloo . No tengo una pieza favorita, me gustan todas, aunque mi disco preferido es Voulez-Vous , con una excelente música para bailar disco”, detalló Susanne desde Suecia.

Su esposo, Bengt Zachrisson –un empresario de la industria del papel, con inversiones en Costa Rica–, la apoya en sus gustos musicales y la acompañará para descubrir la colección histórica que habrá en “ABBA El Museo”, durante sus primeras semanas de inauguración.

“Los suecos somos viajeros y para nosotros ABBA es el que nos abre las puertas en cualquier país del mundo. En el exterior, siempre somos identificados por nuestras grandes productos de exportación: Volvo y ABBA”, subrayó Bengt.

Ya está cerca la apertura de la galería temática de ABBA, con 25 salas en más de 2.800 metros cuadrados. Allí, en un entorno interactivo, Susanne y los fieles seguidores experimentarán lo que se siente ser el quinto miembro del grupo, desde subir al escenario hasta probarse sus legendarios trajes.

La apertura será el próximo 7 de mayo, de las 10 a. m. a las 8 p. m. (hora local), con precios entre los 23 y 6 euros para los adultos y los niños.

Será en realidad una atracción internacional para todas las edades, en el interior del Salón de la Fama de la Música Sueca, localizado cerca del parque de atracciones Grona Lund, en la turística isla de Djurgarden, al este de Estocolmo.

La organizó Touring Exhibitions, la compañía que estuvo detrás de la muestra “ABBA World”, que recorrió gran parte de Europa y Australia entre el 2009 y el 2011.

¿Qué tendrá? La exposición estará con suficiente música de ABBA, objetos originales relacionados con la historia, las fotos, las canciones, las letras, el vestuario, los instrumentos, los musicales, las películas y el material videográfico, que capturan a la banda en la cima de su carrera, en los años 1970 y 1980, con 378 millones de discos vendidos en el mundo.

PUBLICIDAD

El modelo de la sala se inspiró en el Museo de Los Beatles, en Liverpool, Inglaterra. Sus promotores procuran que sea un imán internacional; se estima que la cifra de visitantes suecos e internacionales será entre 200.000 y 250.000 en el 2013.

“Es grandioso que alguien considere nuestra historia musical y la haga accesible en un museo muy bonito y divertido para los visitantes”, dijeron sus cuatro exmiembros en una declaración conjunta. Los rubios Björn Kristian Ulvaeus y Agnetha Ase Fältskog, el barbudo Göram Bror Benny Andersson y la “morena” Anni-Frid Frida Lyngstad, por su cabello castaño.

Ellos y ellas avalan y participan de la muestra. Donaron artículos de colección, luego de vaciar sus armarios de trajes olvidados, botas de plataforma y atuendos brillantes.

Desde Estocolmo, Björn declaró que espera que los músicos asistan a la inauguración del 7 de mayo.

Eso sí, una vez más, descartó que vuelvan a cantar juntos. Desde su separación hace tres décadas prometieron no volver a reunirse.

Gracias a temas como las alegres Dancing Queen y Mamma Mia! , la desgarradora The winner takes it all , la nostálgica Knowing me knowing you , así como los pegajosos clásicos Take a chance on me , SOS , Money, money y money , Waterloo y Chiquitita , sus integrantes se convirtieron en celebridades.

Hoy, 30 años después de que el grupo fuera disuelto, sigue existiendo un enorme interés por su música, ya que aún vende casi tres millones de discos cada año y vive sobre una amplia gama de proyectos controlados por Björn y Benny.

Su musical Mamma Mia! para el teatro, que fue llevado al cine, reanimó la ABBAmanía entre un público maduro y joven, que lo hizo un éxito internacional en 325 ciudades. Ya lo vieron 50 millones de personas, que recaudaron en taquilla $2.000 millones en el planeta.

Tras un tiempo de separación pública, ellos y sus excompañeras de ABBA participan cada vez más en actos de la emblemática banda. Y “ABBA El Museo” los convocará de nuevo, pero no para cantar.

  • Comparta este artículo
Archivo

ABBA será pieza de museo en Suecia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota