Por: Álvaro Murillo, Irene Vizcaíno 18 agosto, 2012
 Luis Diego Calderón dijo que la deuda bajó al 0,4% mensual. | ARCHIVO
Luis Diego Calderón dijo que la deuda bajó al 0,4% mensual. | ARCHIVO

Una lista de 405 empresas de seguridad le adeudan a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) cuotas obrero-patronales y aportes a la Ley de Protección al Trabajador.

Su deuda, al 16 de agosto, llegó a ¢3.737 millones, de acuerdo con datos de la Dirección de Cobros y el Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere), enviados en un comunicado de prensa.

El intento de la Caja es recuperar esos recursos mediante avisos de morosidad a los patronos o con procesos cobratorios.

Luis Diego Calderón, director de Cobros de la Caja, dijo en el comunicado que el 46% de la deuda lo concentran 10 de estas firmas.

Las que tienen pendientes los mayores pagos son Compañía de Seguridad Tica S. A., Servicios de Investigaciones Puntarenenses S. A. y Seguridad Sem C R S. A. Estas deben ¢406 millones, ¢265 millones y ¢263 millones, respectivamente.

La Nación trato de comunicarse con estas empresas o sus representantes, pero o no hay números a su nombres o están equivocados. Lo mismo ocurre con los de sus aparentes representantes.

Según Calderón, con las gestiones cobratorias se logró bajar la morosidad a un 0,4% mensual.

El funcionario advirtió de que patronos y trabajadores independientes con deudas recibirán avisos por medio de Correos de Costa Rica. Para final de año, se estima que se hayan enviado 30.000.

Etiquetado como: