Vecinos no pueden heredar terrenos ni hacer reparaciones en sus viviendas

Por: Alberto Barrantes C. 8 marzo, 2014
Después de cinco años de la tragedia del terremoto de Cinchona, 92 familias aún están a la espera del título de propiedad en las viviendas del proyecto Nueva Cinchona. La ley prohíbe a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) donar las viviendas o terrenos a personas físicas. | ABELARDO FONSECA/ARCHIVO
Después de cinco años de la tragedia del terremoto de Cinchona, 92 familias aún están a la espera del título de propiedad en las viviendas del proyecto Nueva Cinchona. La ley prohíbe a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) donar las viviendas o terrenos a personas físicas. | ABELARDO FONSECA/ARCHIVO

Después de que un terremoto o una inundación las dejara sin casa, unas 381 familias fueron reubicadas en viviendas que aunque les fueron asignadas “como propias”, a la fecha pertenecen a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Estos hogares llevan entre cinco y siete años de espera de su título de propiedad. Esto quiere decir que aunque son dueños de nombre, no pueden heredar el terreno ni hacer ninguna reparación en las casas.

La Ley Nacional de Emergencias y Prevención del Riesgo prohíbe a la CNE donar sus terrenos y viviendas a personas físicas que son beneficiarias de los proyectos.

“Algunos de ellos ya tienen más de cinco años de habitar esas viviendas y al día de hoy no pueden heredarlas o desprenderse de ellas. Incluso deben solicitar permiso si quieren hacer una modificación, ya que no tienen una seguridad jurídica sobre el bien inmueble” dijo, en febrero de este año, Vanessa Rosales, jerarca de la CNE.

Solución. Para resolver esta situación, el Ejecutivo presentó a los diputados un proyecto de ley que permita hacer el traspaso de la propiedad a esas 381 familias.

“El proyecto está en etapa de consulta y se cree que en dos semanas puede entrar en discusión. Hay apoyo en las diferentes fracciones. Hasta después de la construcción fue que se tomó la decisión; el proyecto se presentó hace dos meses”, dijo el diputado del partido Liberación Nacional, Fabio Molina.

Los damnificados son vecinos de Río Azul (La Unión), Matina (Limón), Bebedero (Bagaces) , Las Brisas (Corredores), Golfito (Puntarenas), Parrita, San Francisco (Cartago) y Nueva Cinchona (Alajuela). Las familias resienten que luego de la tragedia, habitan en casas en las que no se sienten como dueños debido a que no pueden hacer reparaciones ni traspasarlas.

“Uno está muy agradecido por la casa que nos dieron, pero sentimos como si no fuera de nosotros porque no tenemos ni un título de propiedad”, dijo Vianney Morera, uno de los residentes del proyecto Nueva Cinchona, en Alajuela.

En el proyecto de ley que presentó el Ejecutivo en noviembre del 2013, se reconoce la lentitud del proceso de titulación.

“Las viviendas que han sido adquiridas por la CNE se compraron con el fin de reubicar centros de población e infraestructura pública destruida por motivos de inundaciones o terremotos. La formalización de este trámite a nivel notarial y registral ha resultado lento y sin avance”, dice el documento.

El diputado liberacionista Fabio Molina dijo que el proyecto cuenta con apoyo de todas las fracciones. Autorizará a la Comisión a utilizar los servicios de los notarios externos que considere necesarios para el traspaso de los terrenos adquiridos previo al 31 de agosto del año 2013, en el marco de una declaratoria emergencia.